. . . y volvieron a la base

La historia está plagada de ejemplos de hombres que han logrado lo imposible; y también de máquinas que han dado un servicio más que satisfactorio aunque a veces no estaban diseñadas para eso. Esta página pretende rendir un pequeño tributo a la confluencia de estas dos situaciones: la de los pilotos que deben mantener en el aire aviones a veces tremendamente dañados por acción del enemigo, y lograr volver a la base o, al menos, tener un descenso controlado.

Si hay alguna duda de los destrozos que la artillería antiaérea puede provocar en una aeronave, basta mirar la fotografía para estar seguro. Afortunadamente el avión parece haber regresado a salvo; un impacto más a la izquierda habría dañado el motor y posiblemente partido el ala. Más a la derecha hubiera dado en el fuselaje.


Este Grumman Avenger ha perdido un buen pedazo de ala, pero todavía puede volar sin sobresaltos.


Un Spitfire utilizado por fuerzas estadounidenses ha realizado un aterrizaje de emergencia en las playas de Salerno. Obsérvese con más detalle, en la fotografía inferior, la sección destruida del ala. El piloto sobrevivió.


A veces es mejor un regreso aparatoso que no regresar en absoluto.


Volver a Varios

... volvieron a la base
Página 2: Bombarderos
Página 3: A-10 sobre Irak
 

Share |