Variantes del TAM VCTP

Desarrollado igualmente que el TAM, por la empresa alemana Thyssen, este vehículo debía hacer pareja con este tanque, siendo un vehículo de combate de infantería similar, basado en el mismo casco y tren de rodadura.

La producción, al igual que la del TAM, se hizo localmente. Se construyeron 106 unidades de VCTP y 13 del VCTM, un transporte de mortero de 120 mm.

Lógicamente, el vehículo de combate de infantería es similar al Marder alemán, del cual está derivado. Sin embargo, tiene muchas modificaciones, como un motor diesel más potente, de 720 hp. El armamento principal es un cañón de 20 mm y una ametralladora calibre 7,62 para defensa antiaérea, instalados ambos en una torre de dos plazas. También hay otra ametralladora del mismo calibre en el casco, en una pequeña torreta que se maneja por control remoto desde el compartimento de tropa. Éste es lo suficientemente grande como para llevar a 10 soldados totalmente equipados. Los soldados entran al vehículo por una rampa situada en la parte trasera. Además, se puede hacer fuego desde dentro del vehículo gracias a los portillos especiales que hay en los costados del casco.

La versión VCPC es la versión de mando, muy similar, aunque solamente puede llevar 6 pasajeros, debido al equipo extra de comunicaciones que lleva. Este vehículo no tiene torre ni tampoco la ametralladora de casco, además de llevar más radios tiene una espacio para desplegar mapas, una mesa táctica, y otros equipos específicos para la tarea de comando. Esta versión fue aceptada, pero se produjeron pocas unidades.

A comienzos de la década de 1980, la empresa estatal productora del TAM empezó el desarrollo de un portamorteros llamado VCTM. A diferencia de los diseños anteriores, era un proyecto totalmente argentino; para esa época, un mínimo de 70% de las piezas del TAM y los vehículos derivados eran producidos en Argentina, a excepción de partes como el motor y la transmisión. El Ejército pidió 54 unidades de esta versión que puede llevar un mortero de 120 mm y su tripulación de 5 personas.

En realidad, las versiones derivadas de este aparato han sido muchas, aunque algunas no prosperaron debido a diversas causas. Por ejemplo, se probó una versión de mantenimiento y recuperación (VCRT), pero no prosperó, igual que la equipada con un cañón de 155 mm.

Igualmente se ideó una versión llamada VCLC MRL, que tenía lanzadores múltiples de cohetes de 160 o 350 mm, que no pasó de un prototipo. Este vehículo fue desarrollado con asistencia israelí, de amplia experiencia en ese tipo de armas, y de hecho los proyectiles CAL-160 y CAM-350 eran versiones locales de los LAR-160 y MAR-350. En la versión de cohetes de 160 mm, había 18 contenedores, pero en la versión más pesada, solamente había cuatro.

También se ensayó una versión de ambulancia acorazada, llamada TAM VCA, pero fue abandonada porque las otras alternativas, como el M-113, eran más baratas.

Igualmente, a finales de la década de 1980, el Ejército se dio cuenta de que necesitaba reemplazar sus vehículos de artillería AMX-13 Mk F-3, calibre 155 mm. La empresa estatal TAMSE comenzó a desarrollar una versión de artillería del TAM. La opción final fue usar una torre italiana Palmaria, y se compraron 25 de OTO Breda en Italia. El nuevo TAM VCA 155 usaba un chasis de 40 toneladas, derivado de un proyecto abandonado, el TAP (Tanque Argentino Pesado). Tenía siete ruedas de rodadura además de muchas otras modificaciones. Este vehículo fue evaluado a principios de los 90's. Sin embargo, la producción de estos aparatos tuvo que ser realizada por ASTARSA, un astillero, desde 1998 hasta el año 2000, ya que para esa época la empresa TAMSE había sido cerrada por el presidente Menem.

Esto sucedió apenas asumió, en 1990. Para esa época, el Ejército Argentino tenía 216 TAM VC, 60 TAM VCTP, 36 VCTM y 9 VCPC. Sin embargo, cuatro años más tarde, se vio la necesidad urgente de reemplazar a los Sherman que ya estaban más que obsoletos, a pesar de haber sido actualizados. El gobierno tuvo que autorizar el terminado de 46 TAM VC y 40 VCTP que estaban desarmados en locales de TAMSE. Estos vehículos fueron entregados entre 1994 y 1996.

En el año 2000, el Ejército pidió igualmente dos nuevas versiones. Una era un TAM VCA Palmaria que fuera un vehículo municionador para los vehículos de artillería. El otro era una versión del Palmaria que sirviera como vehículo de comando y control de fuego para la artillería. Debido a que muchos chasis del TAM VCTP estaban todavía almacenados en la antigua TAMSE, se comenzó el desarrollo de ambos vehículos. Sin embargo, al parecer solamente se construyeron 2 de la primera versión y 6 de la segunda.

Al año siguiente el Ejército inició un estudio para modificar el prototipo del VCRT, un vehículo de recuperación y mantenimiento. Este programa pretendía convertir al diseño en un vehículo para realizar misiles de asalto de ingenieros. Sin embargo, la situación política y los constantes problemas económicos obligaron a cancelar el proyecto.

Sin embargo, hay que hacer notar que todas estas variantes nacieron no solamente de muchas ideas nuevas o viejas, sino de la idea de aprovechar al máximo los pocos recursos disponibles, utilizando un chasis ya probado, además de versátil. Muchas otras ideas quedaron en el tintero, aunque nunca pudieron ser tomadas en cuenta. Algunas de estas son el TAM VCLP (Vehículo de Combate Lanza Puentes), VCDA (VC de Defensa Aérea) que tenía una nueva torreta y dos cañones gemelos de 30 o 35 mm, y el VCLM (VC Lanza Misiles) también de defensa antiaérea, que utilizaba misiles Roland 2 o Halcón, como se denomina a la versión producida localmente del Roland 2.

Se agradece a www.dintel-gid.com.ar por la información disponible en este artículo.

 

 

 

Búsqueda personalizada

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto

Uso en combate

Aunque muchos lo desconocen, el vehículo de combate de infantería derivado del TAM entró en acción en una ocasión, dentro de Argentina. El 23 de enero de 1989, un grupo de guerrilleros del Movimiento Todos Por la Patria asaltó el cuartel de La Tablada, apoderándose del lugar. En el operativo de desalojo, este vehículo sirvió como punta de lanza para proteger del tiroteo a los efectivos que entraron al perímetro.

 

Enlaces útiles
Marder
TAM
M-113
FV-432