Tanque soviético T-62

Con varias décadas de combates, el T-62 es uno de los tanques más veteranos del mundo en la actualidad. Participante de muchas conflictos bélicos (Guerra India-Pakistán, Guerra del Golfo de 1980-88 y 1991-92, entre otras de menor importancia), este tanque soviético se encuentra todavía en servicio en numerosos países de todo el globo.

Heredero directo de la excelente línea a la que pertenecen el T-34, T-44 y T-54/55, comenzó su producción en el año de 1961, pero solamente cuatro años más tarde se lo mostró al público. Hasta 1980, cuando cesó su producción, se calcula que se produjeron cerca de 40.000 unidades, tanto en las fábricas de la ex Unión Soviética como en Checoslovaquia y Corea del Norte. Además de las naciones del Pacto de Varsovia, el T-62 se distribuyó a muchas naciones de Oriente Medio, Extremo Oriente y África.

Basado en el T-54/55, es bastante difícil identificarlos cuando están juntos. Pero las diferencias son variadas, aunque a simple vista no se noten: el T-62 tiene un casco más amplio, una disposición diferente del tren de orugas, una nueva torreta y un cañón más potente. En lugar de los tres compartimientos habituales del T-54/55, el T-62 tiene cuatro, estando el cuarto adicional encargado de alojar la transmisión. La torreta redondeada está modelada más suavemente y tiene más forma de huevo que la del T-54/55. Sin embargo, el cañón de 115 mm es la más grande mejora con respecto a la versión anterior: tanto el sistema de detección de radiación como el sistema de generación de humo y snorkel del T-62 es igual al de su predecesor, aunque con el tiempo se han ido mejorando. Utiliza además el mismo sistema de detección de radiación del T-55, aunque algunos T-62 han sido mejorados con sistemas de protección NBQ más completos, que incluyen filtrado del aire y otros aspectos.
Simulacro de emergencia con T-62 del Grupo de Fuerzas Soviéticas en la antigua Alemania Democrática.

La anatomía del T-62 es la habitual a la de muchos tanques soviéticos. El conductor se sienta en la parte delantera izquierda, y posee una escotilla para su acceso personal. Delante de ella hay dos periscopios, de los cuales uno es intercambiable por uno IR para la visión nocturna de potenciales enemigos. Adaptado para todo tipo de climas y situaciones, estos periscopios tienen dispositivos eléctricos para descongelarlos al usarse en climas muy fríos; una plancha frontal situada frente a la escotilla impide que al vadear ríos el conductor se moje si mantiene la escotilla abierta.

Dentro de la torre de fundición, que se halla ubicada en el centro del aparato (sobre la tercera rueda), el comandante y el tirador se sitúan a la derecha y el cargador a la izquierda, siguiendo el habitual método soviético. En la cúpula hay cuatro periscopios, y tanto el comandante como el cargador tienen sus escotillas propias. La del comandante está a la izquierda y está soldada a la torreta; la del cargador está a la derecha está más adelantada. El comandante del tanque tiene un periscopio de puntería para su uso personal, con capacidad de operar en día y de noche, y un proyector de luz blanca e infrarroja. Para el disparo, el tirador utiliza un sistema de puntería telescópico con telémetro incorporado y también un dispositivo periscópico de infrarrojos, que se usa conjuntamente con otro proyector montado junto al cañón. Muchos modelos del T-62 llevan el mismo tipo de visor nocturno de infrarrojos y el mismo sistema de control de tiro del T-54/55; sin embargo, algunos han sido equipados con visores pasivos de infrarrojos que reemplazan los sensores activos del tirador. Este sistema de visión nocturna, además de ser más moderno y preciso tiene la ventaja de no poder ser detectado por el enemigo.

La planta motriz del T-62 es la misma del T-55: un motor diesel de 580 HP con doce válvulas en V, enfriado por agua y provisto de un precalentador para la puesta en marcha en frío y un dispositivo de arranque de aire comprimido. La transmición es manual, con palanca de cambio conectada a una caja de 5 velocidades. El movimiento es proporcionado por las ruedas tractoras posteriores, que mueven a cinco ruedas de cada lado, con un marcado espacio entre la tercera y cuarta y la cuarta y quinta rueda, aunque las tres primeras están muy cerca. Los compartimientos del motor y la transmición están asegurado contra incendios por sensores térmicos conectados a una alarma automática: cuando la temperatura supera el nivel de seguridad marcado, los extintores se activan rociando todo con espuma de bromuro de metilo. En caso de emergencia, tanto el comandante como el conductor pueden hacer uso de este sistema manualmente.

Este tipo de motor le da al tanque un alcance de 280 km a campo traviesa, 450 km en vías pavimentadas con combustible completo, o 400 km a campo traviesa, o 650 km en pavimento con dos tanques auxiliares de 200 litros.

El sistema generador de humo es también idéntico al del T-55, siendo la opción más pragmática, simple y eficaz: el sistema inyecta combustible diesel vaporizado en el interior de los tubos de escape, situados a ambos lados del casco. Las altas temperaturas llevan a una mala combustión que produce grandes cantidades de humo negro.

El T-62 monta una ametralladora PKT de 7,62 mm colocada de manera coaxial, con un alcance de 1.000 metros; la versión T-62M lleva además una ametralladora antiaérea de 12,7 mm, que posee un alcance de 1.500 metros contra blancos terrestres y un alcance oblicuo de 1.000 metros contra blancos aéreos.

El avance más significativo del T-62 sobre otros tanques soviéticos es su sistema de armas principal: un cañón de ánima lisa de 115 mm, que puede disparar munición HVAPFSDS con una velocidad inicial de 1.615 m por segundo con una precisión destacable a 1.600 metros. El cañón U-5T Rapira de 115 mm es también más largo y más delgado que el de 100 mm de a serie T-54/55. La carga normal de munición incluye 12 proyectiles HVAPFSDS, 6 HEAT y 22 de HE de fragmentación. El T-62 cuenta además con un sistema de extracción automática de la vaina: la fuerza de retroceso activa este sistema, que ejecta el cartucho vacío a través de una portezuela en la parte trasera de la torre. Aunque sencillo, a veces el cartucho no toma buen rumbo y cae dentro de la torre, lo cual, aunque molesto, no es un gran inconveniente. Tanto el cañón como la torre son controlados hidráulicamente, aunque para las emergencias hay un sistema manual. El jefe y el tirador pueden mover la torre, pero solamente el tirador puede elevar el cañón y utilizar el sistema auxiliar. El cañón tiene también un sistema de estabilización de dos ejes (elevación y acimut), lo que permite un disparo certero incluso en movimiento.

Especificaciones técnicas T-62

Tripulación 4 (comandante, conductor, tirador, cargador)
Armamento cañón de 115mm, ametralladora de 7.62mm coaxial, y otra de 12.7mm antiaérea; generadores de humo (número variable por modelo)
Munición 40 de 115mm; 300 de 12.7mm; 2.500 de 7.62mm
Largo 6,63 m
Ancho 3,3 m
Alto 2,395 m
Peso 40 toneladas
Motor diesel V-55-5; V-12 con 580 hp a 2.000rpm; caja de 5 velocidades
Velocidad máxima en carretera 50 km/h
Gradiente 60%
Inclinación lateral 30%
Capacidad de combustible 675 litros + 285 litros (tanques auxiliares)
Alcance máximo 450 km - 650 km con tanques auxiliares
Vadeo 1,4 m (5 m con preparación)
Obstáculos verticales 0,8 m
Trincheras 2,85 m
Armadura Acero - 242 mm máxima
Sistema NBQ
Visión nocturna Infrarrojo

 

 

 

Búsqueda personalizada

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
Enlaces útiles
T-54/55
T-90