Vehículo de combate de infantería Marder

El Marder se planeó inicialmente para reemplazar al M113 y al Spz12-3 en el Ejército de Alemania Federal. Sin embargo, no ha logrado ni lo uno ni lo otro, debido a diversos factores. Ha sido el primer y más avanzado VCI de su época, llegando poco antes que el BMP soviético.

El Spz fue utilizado por los Panzergrenadier a partir de 1959, y era curioso para la época que los ocupantes salieran a combatir por los costados del vehículo. Sin embargo, era un simple TAP, y se quería algo más avanzado.

Así apareció el Marder. Basado en un casco de cazatanques, posee una estructura algo extraña y única, fácil de distinguir. Después de las necesarias pruebas de desarrollo, se autorizó su producción para el Ejército de Alemania Federal como Marder Schützenpanzer Neu M-1966. Hay que aclarar que durante la Segunda Guerra Mundial, otro Marder sirvió del lado alemán, lo que puede llevar a pequeñas confusiones.

Los primeros vehículos se entregaron a finales de 1970 y la fabricación cesó cinco años más tarde. Se construyeron 3.000 unidades. Hay que hacer notar que el Marder era único en la época, pero caro y algo demasiado poderoso.

 

El Marder en el campo de combate, es una extraña mezcla de tanque y VCI, que no llegó a cumplir demasiado bien con ninguna de las dos funciones.

Configuración

El casco, como se ha dicho antes, es el de un cazatanques. La torreta es muy fácil de distinguir, porque es diferente a todo lo conocido. Es utracompacta y está echada hacia atrás, oblicua al casco horizontal. Tiene montada una ametralladora de 7,62 mm, coaxial al cañón principal de 20 mm. Además incorpora lanzafumígenos y la óptica.

En la parte posterior del casco hay una ametralladora montada en otra pequeña torreta, que puede manejarse por control remoto y sirve de apoyo al vehículo.

Dentro del Marder, el conductor se sienta a la izquierda, en la parte delantera, con un infante a su espalda y el motor a la derecha. La torre tiene espacio para dos personas: el jefe del vehículo y el tirador. Se acciona mecánicamente y está exactamente en el centro del casco.

El compartimiento de la tropa está detrás. En él caben seis personas, que salen por la parte trasera mediante una rampa desplegable. También pueden disparar desde dentro del vehículo, ya que hay instaladas rótulas de tiro especiales.

 

Armamento y versiones

La torre de la primera versión tenía un cañón de 20 mm, que aparentemente ha sido mejorada reemplazando uno más poderoso de 25 mm de calibre. Además, para mejorar la capacidad antitanque del vehículo, se ha ensayado desde el principio del desarrollo con la incorporación de misiles antitanque. Se ha testeado el MILAN de Euromissile, por ejemplo.

Las variantes del Marder, sin embargo, no son muchas, ya que no se construyeron muchos. Hay una versión antiaérea, con misiles Roland, al igual que un extraño vehículo que tiene un radar de exploración aérea montado en una grúa, que puede subirse para aumentar la zona de exploración del radar.

 

Defectos y virtudes

A pesar de ser el primer VCI de Occidente, el Marder tiene varias desventajas. Se lo planeó con la mejor de las intenciones, pero los resultados fueron ambigüos. Por un lado, se tuvo un vehículo que solamente hace pocos años pudo ser superado en potencia. Las demás naciones occidentales tuvieron que conformarse con aparatos casi desarmados como el M113 o el FV432, hasta la llegada del Bradley y el Warrior.

Pero el costo fue excesivo. La elección del casco de cazacarro fue la menos afortunada. Esto hizo que el peso del aparato llegara casi a las 30 toneladas, mucho más que cualquier otro VCI o TAP del mundo. Además, es más alto que los tanques Leopard 1 y Leopard 2 a los que apoya, si bien tiene la ventaja de ser tan rápido como ellos. Los gastos en mantenimiento y repuestos se acercan más a los de un tanque que a los de un VCI, lo cual redujo drásticamente su fabricación. Es, en esencia, demasiado caro como para ser rentable.

Se trata de un híbrido de tanque y TAP, que no ha conseguido cubrir ningún espacio y por eso ha sido algo olvidado. Una prueba de la mala conjunción de sus dos orígenes es su forma de cruzar un río. Los tanques, por su peso, se hunden, y por lo tanto para vadear el río deben tener snorleks que le lleven aire a la tripulación y el motor. Los TAP y VCI, por lo contrario, suelen flotar porque son más livianos y están diseñados para eso, y por lo tanto navegan a baja velocidad. El Marder no hace ni lo uno ni lo otro. Su peso intermedio lo hunde, pero impide que las orugas toquen el fondo del río. Por otra parte, no puede navegar por su cuenta, y debe ser asistido para lograrlo con éxito.

El Marder no se ha exportado. Sin embargo, en una solución más sabia para el casco, éste es utilizado por Argentina para producir su propio tanque de combate, el TAM, y sus numerosas variantes.

 

Especificaciones técnicas Marder

Tripulación cuatro tripulantes más seis infantes.
Peso 28,2 toneladas
Planta motriz motor diesel MTU MB 883 de seis cilindros y 600 hp de potencia
Largo 6,79 m
Ancho 3,24 m
Alto (total) 2,95 m
Armamento un cañón de 20 o 25 mm, una ametralladora coaxial de 7,62 mm en la torreta, y una ametralladora de 7,62 mm en la parte trasera
Movimiento
de la torreta
elevación desde -17º hasta +65º, giro total del 360º
Velocidad máxima 75 km/h en carretera
Autonomía 520 km
Vadeo 1,5 m
Pendiente 60 %
Obstáculo vertical 1 m
Zanja 2,5 m

 

 

Búsqueda personalizada

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
Enlaces útiles
M113
FV432
TAM
Variantes del TAM