Fusil de asalto M-16

Configuración y características

El M-16 es un fusil de asalto relativamente largo pero liviano, gracias al uso de materiales de alta tecnología. Aunque preciso a grandes distancias, incluso en fuego automático, es relativamente exigente con su mantenimiento.

El arma hace uso de aleaciones de aluminio para el receptor, mientras el cañón, cierre y portacierre son de acero y el guardamanos, empuñadura de pistola y culata son de materiales sintéticos. En la época de su entrada en servicio, este fue sin duda una de sus mayores ventajas: el escaso peso. Los soldados dejaban de cargar grandes fusiles calibre 7,62 mm hechos de madera y acero que podían pesar hasta 5 kilos, y pasaban a usar M-16 que rozaban los 3 kilos (sin contar que el peso de la munición también se reducía). Incluso el AK-47 pesa más de 4 kilos al estar cargado. Más adelante, el M-16A2 agregó más peso, hasta casi los 4 kilos, al usar un cañón más pesado y confiable, que soportaba mejor el fuego sostenido por largos períodos.

Una característica del M-16 que hace a su elegancia y también a su eficacia es el hecho de que la culata sigue la línea del eje del cañón. Al disparar, la reacción del proyectil pasa directamente a la culata y de esta al hombro del tirador; de ahí que se diga que el M-16 tiene un retroceso lineal. Otras armas, por diferentes factores, tienen a moverse hacia arriba y los costados cuando disparan, particularmente en automático; en este arma esto sucede mucho menos.

Pero tal vez el elemento que más diferencia visualmente al M-16 es su gran asa de transporte, ubicada arriba del receptor, que protege la mira trasera del arma. Esta parte, sin embargo, ya no es una parte fija del arma. Las razones son dos, principalmente. La primera es que simplemente muchos soldados no la usan, prefiriendo tomar sus fusiles desde la empuñadura o por el guardamanos. La segunda es que el asa es muy grande, lo cual hace que las miras estén situadas demasiado por encima del cañón (casi 6,35 centímetros). Esto dificulta la puntería del soldado, principalmente a corta distancia.

Esto ha llevado a la adopción, en modelos recientes, de un receptor chato, con rieles para miras del tipo Picatinny, lo cual permite usar una enorme variedad de dispositivos.

El M-16 ha sido siempre un arma versátil y configurable, pero al pasar los años esta característica se ha fortalecido. La capacidad de cambiar las dos partes del guardamanos y de remover el asa de transporte para montar dispositivos de puntería, sumado a la gran oferta en cañones, hace que el arma sea enormemente modificada por fuerzas antiterroristas y especiales en todo el mundo, lográndose híbridos especializados para distintas labores.

 

El sistema de influencia directa toma gases del cañón, como todos los fusiles de asalto del mundo, pero los envía directamente al cierre. En este corte puede vers el martillo, que sigue golpeando siempre que el gatillo esté presionado. Muy pocos fusiles del mundo han usado este sistema, y han sido casi todos experimentales. Actualmente el M-16 es el único que lo utiliza.

Sistema de fuego

Es en este punto en el que el M-16 se separa de todos los fusiles de su época, al usar un mecanismo único y algo controversial, que tanto problemas trajo: el de influencia directa.

A diferencia de muchos fusiles accionados por gases, que envían a estos hacia un émbolo que a su vez mueve las piezas del cierre, en esta variante los gases pasan directamente del cañón a un tubo paralelo que desemboca en el portacierre, detrás del cierre. El sistema es más sencillo, porque reduce la cantidad de piezas, y más preciso porque, al haber menos partes móviles fuera del eje del cañón, todo el movimiento se lleva a cabo en la misma líneal (contribuyendo entonces al retroceso lineal).

Stoner diseñó así un arma que prometía menos partes, lo cual la hacía más fácil y barata de fabricar.

Claro que el sistema, no usado actualmente por ningún otro fusil del mundo, tiene también algunas desventajas. La principal es que los gases de la combustión de la pólvora no son solo gases, sino que contienen cantidades variables de sólidos, ya sea vaporizados o como micropartículas en suspensión. Estos restos de pólvora sin quemar y otros residuos viajan también por los sistemas de disparo y se depositan en ellos.

Fue en este punto en el cual este problema se unió con el de la munición no testeada adecuadamente. Los restos sólidos de la munición IMR se depositaban en el cierre y en las partes móviles, que no eran limpiadas por los soldados, quienes creían que su arma "se limpiaba sola" cada vez que era disparada. Esto se solucionó cuando la munición fue mejorada y los soldados aprendieron a limpiar sus armas, pero incluso ahora al usuario de M-16 le conviene revisarlo frecuentemente para evitar problemas.

Los gases de combustión, claro, llevan algo más a los mecanismos de disparo: calor. En una acción de combate, si estas partes ya de por sí están expuestas al calor por fricción, el que sean constantemente golpeadas por masas de gas caliente a presión no es algo menor. Esto hace que las partes del mecanismo de disparo tengan una vida útil más corta de lo normal. Además, seca rápidamente los lubricantes que permiten que las partes móviles lo hagan sin problemas, sumando una excusa más para el mantenimiento frecuente.

 

El M-16 hoy

El M-16 es usado por muchas naciones de todo el mundo, siendo importados o frecuentemente fabricados bajo licencia. Además de organismos de las fuerzas armadas, las utilizan la policía y unidades antiterroristas. Es, además, una de esas armas que se convierten en símbolos reconocidos mundialmente. Esto no se debe solamente al gran número en el que fue producido, sino al hecho de que estuvo en manos de innumerables soldados estadounidenses y de sus aliados, que participaron en casi todos los mayores conflictos de la segunda mitad del Siglo XX.

Además de Colt en EEUU, varios países fabrican versiones derivadas de este arma, incluyendo desarrollos de empresas chinas e iraníes que no tienen licencia legal. Por otra parte, países como Canadá usan versiones autorizadas, como el C7 y C8. Estos fusiles de asalto y carabinas son usados, bajo diferentes nombres, por todas las Fuerzas Armadas de Canadá, Holanda y Dinamarca, además de ciertos servicios en otros países, incluyendo al SAS británico. Aunque similares en apariencia externa al M-16 y M-4 (la diferencia más marcada es la falta de asa de transporte), contienen diversas mejoras o elementos que estos países consideraron superiores.

El M-16 ayudó grandemente a expandir el calibre 5,56 mm OTAN, y de hecho es el arma de este calibre más fabricada del mundo. En la actualidad, el M-16 y el M-4 son usados por 15 países de la OTAN y unos 80 países en todo el mundo. La producción de Colt para EEUU y Canadá (el C7) suman unos 8 millones de unidades.

A pesar de ser un arma desarrollada hace muchos años, no deja de ser actual gracias a la constante revisión y actualización que ha tenido durante su vida útil.

Varios proyectos, sin embargo, han intentado buscarle reemplazo, pero ninguno lo ha conseguido: el US Army es muy exigente y requiere un gran avance cualitativo. Hacia 1990, el programa ACR fue uno de las iniciativas más fuertes, atrayendo a competidores extremadamente avanzados y futuristas, algunos muy prometedores. Sin embargo diversos factores, entre ellos el final de la Guerra Fría, congelaron el resultado. Más adelante, el programa OICW también lo intentó; este programa y otros de menor alcance que se llevaron a cabo más adelante dieron como resultado armas extremadamente futuristas y caras, las cuales se enfrentaron a la enorme sangría de dólares que significaron los conflictos en Irak y Afganistán, y actualmente también fueron congelados, tal vez de manera permanente.

Es así que el M-16, sin ningún reemplazo serio a la vista, continúa luchando en todo el mundo, pero principalmente como un ícono del podería militar estadounidense.

Especificaciones fusil de asalto M-16

  M16A1 M16A2
Calibre 5,56x45mm (.223 Remington), M193 5,56x45mm NATO / M855
Action operado por gases, influencia directa
Largo total 986 mm 1006 mm
Largo del cañón 508 mm 508 mm
Peso, vacío y cargado con un cargador de 30 disparos 2,89 kg / 3,6 kg 3,77 kg / 4,47 kg
Capacidad del cargador 20 o 30 cartuchos
Cadencia de fuego entre 650 y 750 disparos por minuto 800 disparos por minuto
Velocidad de salida 945 m/s 975 m/s
Alcance máximo efectivo 460 metros 550 metros
Fabricante Colt desde 1988, FN Herstal fabrica las variantes militares mientras Colt se enfoca en las versiones civiles y policiales
Costo por unidad - 586 dólares

 

<< página 1
< página 2 >
< página 3 >
< página 4 >
página 5 >>

Búsqueda personalizada


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
<< página 1
< página 2 >
< página 3 >
< página 4 >
página 5 >>
 
Enlaces útiles
Stoner 63
M-203
M-4
FAL
AK-47
AK-74
AK-100
SA80
G36
AUG
Galil