Fusil de asalto alemán G36

El G36 es la demostración tal vez más reciente de que a veces no es necesario innovar ni tratar de superar a la competencia con algo ultra-revolucionario. A veces, lo que hace falta es simplemente saber separar la paja del trigo. Curiosamente, el G36 fue concebido en una de las empresas de armas más conocidas por sus conceptos revolucionarios y sus constantes innovaciones, tanto en armas cortas como largas y especializadas.

Heckler & Koch ha podido hacer del G36 el fusil convencional más avanzado disponible en la actualidad, el cual presenta unas prestaciones y una fiabilidad muy grandes. Este fusil de asalto es una combinación única de lo viejo y lo nuevo, de lo probado y de lo pensado, que combina conceptos que tal vez no están presentes en su conjunto en ningún otro tipo de arma.

En lugar de comenzar de cero con un diseño totalmende nuevo, los ingenieros de H&K, dirigidos por el joven Ernst Mauch, idearon hacia principios de la década de 1990 lo que dentro de la empresa se conocía como HK50. Pero una vez que fue aceptado en el mercado militar, el Bundeswehr lo calificó como G36.

Un primer paso al costado fue el abandono del sistema de acerrojamiento por bloqueo de rodillos, propio de la H&K, en favor del sistema de operación por gases, más común y barato.

En pocas palabras, se puede decir que se tomaron partes de muchos diseños probados, que fueron refundidas en un nuevo modelo totalmente nuevo, modernizado y terriblemente eficaz. Hay un pistón de gases corto, que es una reminiscencia de los fusiles Kalashnikov y del FAL. Sin ir más lejos, la bayoneta es la misma que la del AK-47; siendo que había muchas disponibles en el lado oriental de Alemania, no era cuestión de desaprovecharlas. El cabezal giratorio es el del M16 y hay detalles del AR18. La idea de la culata plegable está prestada de los FAL y de la serie SIG 550. Sin embargo, se añadieron también conceptos de lo más innovador en fabricación y materiales: se hizo un uso intensivo de polímeros para hacerlo más liviano y resistente a la corrosión, dos cualidades que el soldado encontrará muy necesarias.

 

Funcionamiento

Sistema de accionamiento por gases

Al sistema de accionamiento por gases no le afecta en absoluto la suciedad y no requiere ningún ajuste manual. Consiste en un émbolo de carrera corta y con amortiguador de resorte, especialmente diseñado, el cual transmite con toda fiabilidad el empuje de los gases al cerrojo. Este sistema de émbolo, que constituye una unida aparte del cerrojo, permite que el cañón flote libremente, requisito indispensable para lograr una precisión permanente de fuego.

El G36 es un fusil confiable como muy pocos, mucho más que el M16 y sus derivados, que nunca abandonaron completamente su fama de exigentes en materia de limpieza y mantenimiento. Muchos aficionados estadounidenses todavía defienden al M16 y a su versión civil, el AR-15, pero eso no quita que el G36 esté a gran distancia por encima en confiabilidad.

El hecho sabido es que el G36 nunca se encasquilla. Puede haber excepciones, pero se las cuenta con los dedos de una mano. Los diseñadores alemanes han sabido corregir el mayor defecto del M16: el hecho de que los gases usados en la operación de disparo se ventilan sobre los mecanismos. Allí se acumula hollín y residuos que luego hacen imposible el normal funcionamiento del arma a menos que se desarme y se limpie cada tanto.

Pero el G36 hace que los gases se ventilen detrás de los mecanismos, de manera que el modelo alemán no se encasquilla. En realidad se recomienda que cada 5.000 disparos, el mecanismo se limpie, siquiera ligeramente, para evitar imprevistos. Sin embargo, según fuentes de H&K, en la fábrica tienen un G36K, que ha disparado más de 25.000 cartuchos sin necesidad de ser limpiado, y sin ningún tipo de fallas. Cualquiera que desafíe a un M16 a realizar semejante proeza se encontrará con que nadie cuerdo querrá intentarlo.

Sin duda esta es una de las más grandes y publicitadas ventajas del G36 sobre cualquier otro sistema de armas de su tipo. Y es que lo primero que se busca en un arma es eso: resistencia a todo tipo de uso y abuso. Como han dicho muchos luego de probarlo, es un fusil para cualquier soldado.

 

Partes móviles del mecanismo de disparo. Tantos las nuevas como las viejas lucen igual, ya que sencillamente no se ensucian por los disparos. Una gran ventaja en la confiabilidad.

Mecanismo del cerrojo

El sistema de cerrojo de cabezal giratorio está accionado por una leva que se enclava en el casquillo del cañón. Se ha dedicado especial esmero al funcionamiento seguro del cerrojo, así como a la perfecta extracción y expulsión de vainas.

Es necesario aclarar que la gran mayoría de la piezas del G36 están hechas de polímeros. La gran excepción es el cañón, pero por dentro, hasta los ensamblajes del cabezal y los rieles internos también son de polímeros.

 

Cañón

El cañón cromado está construido con toda precisión a base de una tecnología de forjado en frío, lo cual garantiza una vida útil extremadamente larga y una precisión de tiro permanentemente alta. El cañón del G36 va perfectamente fijado y centrado en el cajón de mecanismos por mediación de un casquillo especial, lo cual constituye un método sencillo y eficaz, que también facilita el mantenimiento.

 



Cajón de mecanismos, asa portafusil, empuñadura y culatín

Cada uno de estos componentes ha sido fabricado con polímeros de alta resistencia, lo cual reduce mucho el peso total del arma. Según se dice, muchos quedan sorprendidos al levantar por primera vez un G36, ya que lo imaginan mucho más pesado debido a su tamaño.

Los ingenieros de Heckler & Koch han puesto especial cuidado en que al disparar no haya calor, ni gases, ni vainas expulsadas que supongan impedimento o peligro algunos para el tirador. Estos modernos materiales sintéticos son resistentes a las altas y bajas temperaturas, así como a los agentes químicos, a la radiación y al desgaste. Por otro lado, son más ligeros que el acero, son resistentes a la corrosión y poseen una gran elasticidad. Además, los polímeros modernos permiten una fabricación de alta calidad y económica, reduciendo los gastos de mantenimiento.

 

Sistema de puntería y visión nocturna

El G36 lleva un sistema óptico de puntería de 1,5 aumentos, muy cómodo e intuitivo, integrado en el asa portafusíl, una característica que ha "aprendido" del FAMAS y del AUG y que ahora casi todo fusil posee, debido a su practicidad. Este aumento de 1,5 permite una rápida adquisición y combate del blanco. En el raíl superior del asa portafusil lleva montada una mira mecánica auxiliar. Esta es la opción que equipa a los modelos de exportación.

Un G36 desarmado completamente. Todo el fusil puede ser reducido a piezas en menos de un minuto y sin usar herramientas, utilizando un sistema incorporado.

El fusil también tiene la opción de ser suministrado con un sistema dual de puntería, consistente en una mira de punto rojo sobre un retículo de 3,5 aumentos. El punto rojo está alimentado por baterías, pero también se puede usar la luz de día al mover una pequeña ventana en la parte superior de la mira, para preservar energía. Esta es la opción que tiene el modelo usado por el Ejército Alemán: nótese que los puntos de mira no están hechos de tritio, ya que este material radioactivo está prohibido en ese país.

Opcionalmente se dispone de un visor nocturno que se acopla rápidamente a la parte superior del asa portafusil. Dicho visor amplifica la luz residual y se utiliza conjuntamente con los sistemas ópticos normales de puntería del arma.

La mira óptica del G36 está calibrada desde los 200 hasta los 800 metros, y es un simple círculo, para facilitar el manejo. También posee marcas para ayudar al seguimiento de objetivos que viajen hasta a 15 km/h hacia la derecha o la izquierda. El diámetro del retículo circular corresponde al de la altura de un hombre de 1,75 metros a 400 metros de distancia.

 

Cargador

Al igual que los cargadores del AUG, los del G36 están fabricado de un material plástico translúcido, que le permite al tirador saber en cualquier momento cuánta munición posee. Dichos cargadores son de larga duración y muy resistentes a los choques, con una capacidad de 30 cartuchos. Por si fuera poco, cada cargador lleva unos pernos en ambos lados para poder acoplar rápidamente y con toda seguridad un segundo o más cargadores, con lo cual se multiplica la disponibilidad de munición en el arma. Sin embargo, al parecer esta configuración no parece muy segura, porque no es lo suficientemente fuerte y al rozar algún objeto provoca que se caiga el cargador de repuesto.

Los diseñadores pensaron que podían hacer un cargador mejor que el usado por otros fusiles como el M16A2, y parece que lo lograron. Pero también se pueden usar los cargadores de este tipo, con pequeñas modificaciones, gracias al diseño modular del G36, que además acepta los nuevos tambores dobles de munición de la compañía Beta, que la OTAN ha puesto en servicio recientemente. Sin embargo, los adaptadores para usar los cargadores tipos STANAG del fusil estadounidense, no han sido comprados por España.

 

G36K con culata plegada. Puede apreciarse cómo la ventana de expulsión encaja perfectamente en la parte hueca de la culata, permitiendo el disparo en todo momento.

Retén del cerrojo

Una vez disparado el último cartucho del cargador, permanece abierto el cerrojo del G36. El cerrojo puede ser también retenido en posición abierta accionando manualmente la prolongación del retén del cerrojo situado frente al gatillo disparador. En caso necesario, puede ponerse naturalmente fuera de funcionamiento el retén del cerrojo a fin de impedir que penetre suciedad en el cajón de mecanismos.

 

Culata plegable

Al plegarse la culata queda enganchada la misma en el saliente del deflector en la apertura de expulsión de las vainas, de donde puede despegarse cómodamente girándola a su posición extendida. Estando la culata plegada, no se impide la expulsión de las vainas, ya que las mismas se expulsan a través de la parte hueca de la culata.

 

Palanca de armado accesible desde ambos lados

La palanca de armado accionada por resorte es parte integrante del portacerrojo del G36. Puede ser girada a la derecha o a la izquierda, o también dejarla fija en la posición correspondiente. Al disparar, la palanca de armado queda alineada con el cerrojo, con lo cual se evita que haya un componente saliente. En caso necesario, puede utilizarse la palanca de armado como medio auxiliar directo para cerrar y retener el cerrojo de modo silencioso y efectivo.

 

Otros aditamentos

Se dispone de un bípode con patas plegables, que se acopla al guardamanos del arma. El cañón sigue manteniéndose flotando libremente, por lo que se elimina la necesidad de volver a ajustar los sistemas de puntería.

Un G36 normal puede ser reconfigurado como ametralladora ligera al agregársele un bípode, un cañón pesado y un cargador de mayor capacidad, como el CMAG de doble tambor con 100 cartuchos, recientemente aceptado por la OTAN.

También se dispone de una aditamente para el lanzamiento de las granadas disparadas por fusiles que son standard dentro del inventario de la OTAN. Sin embargo, parece que no es tan sencillo dispararlas, ya que en las tres ocaciones que se intentó esto se ha roto la culata. Debido a estos incidentes, en el TEAR (Tercio de la Armada de España) se ha prohibido el uso combinado del G36 con granadas de fusil, mientras que en el Ejército de Tierra, las unidades de zapadores que tengan que usar granadas de fusil son provistas del viejo CETME58C.

En la Infantería de Marina, este problema no resulta tan grave, ya que se poseen gran cantidad de granadas de fusil en stock, lo cual implica de todas maneras el uso de los viejos CETME para tareas de apoyo.

El G36 puede disparar granadas de 40 mm, pero requiere un lanzagranadas especialmente diseñado para este fusil, ya que el anterior estaba diseñado para el fusil HK-33.

 

Variantes

Además del fusil tradicional, también está el G36K, que es la versión de cañón corto, aunque tal vez no sería apropiado llamarla subfusil. La K es la apreviatura del alemán Kurtz, que significa justamente eso, "corto". Al adaptarsele un bípode y un cargador especial, el G36 normal puede convertirse en una ametralladora liviana.

A pesar de lo que se ve en otros fusiles de asalto, la culata chata, ahuecada y plegable es la que usan todos los modelos, y no solamente la versión para paracaidístas o fuerzas especiales.

 

Muchas gracias a El Alfil por su gran conocimiento sobre el tema puesto a disposición del sitio, y a Mig (del Foro PTMyA) por algunas correcciones.

<< página 1
página 2 >>

Búsqueda personalizada


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
<< página 1
página 2 >>
 
Enlaces útiles
FAL
AK-47
AK-74
AK-100
SA80
M16
AUG
Galil