Fusil de asalto Kalashnikov AK-47

Historia del diseño

Según Kalashnikov, las ideas para un fusil de asalto le llegaron cuando estaba en el hospital militar, después de una batalla. Con mucho tiempo para pensar, este comandante de tanques, que era mecánico, empezó a charlar sobre armas con otros pacientes.

Su oportunidad apareció cuando el gobierno lanzó un concurso para lograr un arma automática que usara el calibre 7,62x41 mm, desarrollado hacia 1943. Uno de los puntos principales de las especificaciones del arma era la confiabilidad: debía ser capaz de operar en todo tipo de condiciones, no solamente en el barro, sino en el frío y húmero frente soviético, en el cual la nieve era frecuente y las temperaturas podían llegar a las -40º.

Tomando como base la simplicidad del subfusil PPS-43 soviético, Kalashnikov ganó el concurso con su "Mikhtim", el cual fue arrastrado por barro, arena y polvo y siguió siendo capaz de disparar sin obturarse. Este arma fue el primer prototipo de una larga serie que llevaría al AK-47, usando el calibre 7,62x39 mm.

Incluso cuando los diseños llegaron a la madurez, llegó la dificultad de crear una primera línea de ensamblaje. Esta fue una de las principales razones por la cual el fusil no llegó a distribuirse en grandes números sino hasta 1956, año en el que se lo vio por primera vez en Occidente. En cambio, se continuó fabricando la carabina SKS.

Los problemas más importantes radicaban en los receptores de metal estampado, que eran usados en los primeros modelos. Las fallas para soldar en ellos las guías y los rieles de eyección causaban altas tasas de eyección de cartuchos. Para no detener la producción, se introdujeron receptores hechos de metal maquinado, más pesados. Esto era un proceso más caro, pero pudieron adaptarse las maquinarias de otros fusiles previamente producidos por la misma fábrica.

Para 1959 se introdujo un modelo más nuevo, el AKM. Para ese momento las dificultades en la producción se habían solucionado y esta versión mejorada facilitaba los procesos, dando además un fusil más liviano y controlable, ya que el cañón tenía un freno de boca más efectivo. También había mejorado en seguridad.

Fragmento de un documental, en inglés, que explica los puntos fuertes y débiles del M-16 y el AK-47, relacionados con una diferente filosofía de diseño.

Mientras en el M-16 lo primordial era la precisión (aunada con el entrenamiento de soldados profesionales y reclutados), la confiabilidad era dejada al entrenamiento y el volumen de fuego era relegado. En el arma soviética, muy por el contrario, la confiabilidad y el enorme poder de fuego (tanto por cantidad de munición como por el poder de penetración de las mismas) eran imprescindibles para abastecer a ejércitos de naciones comunistas, formados por masas de civiles con poco entrenamiento, y a grupos de insurgentes y rebeldes que debían luchar en los lugares más inhóspitos con nulo o escaso conocimiento de cómo limpiar un arma. La puntería quedaba muy atrás, ya que las tácticas de uso no la requerían: estas exigían corta distancia y ráfagas de varios disparos.

Versiones

Siendo un modelo tan solicitado y utilizado, este rifle no podía quedarse sin mejoras y otras versiones.

El AK-47 tiene dos versiones completamente idénticas excepto en un punto: la más común tiene una culata fija de madera, mientras que la otra, conocida como AKS, está diseñada para paracaidístas y tropas acorazadas, así que porta una culata de metal plegable. Además, el AKS tiene un kit de herramientas.
No solo los norvietnamitas utilizaron los AK-47 (soviéticos o chinos) en la época de Vietnam. También los guerrilleros del Khmer Rojo en Camboya y del Pathet Lao en Lao, en la foto.

A mediados de la década del 50 surgió el AKM, un modelo mejorado (la M es por moderno), más fácil de producir y operar. A causa del mejoramiento de su fabricación, que utiliza partes de metal estampadas y más delgadas, madera laminada en vez de sólida (que es más pesada), y cargadores de aluminio y plástico, este modelo pesa un kilogramo menos que su antecesor. El AKM también tiene una versión con culata plegable en forma de T, denominado AKMS, para el mismo uso que tenía el AKS. El AKM fue el modelo exportado a todo el bloque soviético y países del Tercer Mundo. De hecho, la mayoría de las unidades producidas, ya sea legal o ilegalmente, están basadas en el AKM, principalmente debido al hecho de que su fabricación es más fácil.

Sucedió que, al ser vendidas estas armas a países del Tercer Mundo que estaban experimentando procesos revolucionarios comunistas, muchos gobiernos comenzaron a hacer copias o modificaciones. Otros gobiernos, principalmente del bloque soviético, simplemente modificaron el arma para adaptarla mejor a sus necesidades. Así, con el tiempo, surgieron enormes cantidades de versiones: chinas, rumanas, finlandesas, yugoslavas, y un largo etc.

Estas versiones variaban en el uso de materiales y también en ciertas partes del diseño. El sistema de fuego ya era casi perfecto, así que generalmente no fue tocado. Sin embargo algunas versiones agregaron un pistolete de madera integrado al receptor, para facilitar el fuego como si fuera un subfusil (desde la cadera); otras versiones modificaron la culata, experimentaron con otros tipos de cañón, etc. La modularidad del diseño permite, curiosamente, que ciertas piezas (principalmente los cargadores) sean intercambiadas incluso entre versiones de países diferentes.

Resulta casi imposible reseñar estas variantes debido a su número, pero podemos dar como ejemplo una de las más importantes y utilizadas. Se trata de una copia china, la Tipo 56-1. Esta fue la principal arma de infantería del Vietcong y del Ejército de Vietnam del Sur en la Guerra de Vietnam. A diferencia de las primeras versiones soviéticas, el ánima del cañón estaba cromada, lo cual, aunque aumentaba su costo, también alargaba la vida útil del arma. Otra gran diferencia era la bayoneta plegable debajo del cañón, la cual para agregar una curiosidad, no tenía filo, sino que era solamente para apuñalar.

Los países que han fabricado el AK-47 en cualquieras de sus variantes (incluyendo cambio de calibres), tanto legal como ilegalmente son Albania, China, Bulgaria, Alemania Oriental, Hungría, Egipto, Irak, India, Irán, Marruecos, Finlandia, Corea del Norte, Vietnam, Yugoslavia (y luego Serbia), Pakistán, Polonia y Rumania. En la actualidad, incluso hay empresas en EEUU que fabrican sus versiones del arma para coleccionistas, cazadores o simples aficionados al tiro al blanco.

Más larga es la lista de diseños que han sido influenciados por el AK-47, además de los que son en realidad AK-47 altamente modificados tanto como prototipos como para producción en pequeñas cantidades.

El hecho de que la fábrica lograra una patente recién en 1999 marca a las claras que la mayor parte de las armas producidas son ilegales, pero poco o nada puede hacerse para detener su fabricación, que según algunas fuentes llega al millón por año.

La invasión de Irak mostró nuevamente al mundo la ubicuidad del AK-47. En esta fotografía de un arsenal capturado, podemos ver varias versiones de esta arma. Algunas versiones irakíes se diferencian por tener un pistolete de madera (primer plano); detrás podemos ver una versión con bayoneta plegable (posiblemente china), y versiones con diferentes tipos de de cañón. Algunas variantes del AK poseen cañones más largos con diferentes frenos de boca, tendientes a mejorar su precisión y alcance.

<< página 1
< página 2 >
página 3 >>

 

 

 

Búsqueda personalizada

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
<< página 1
< página 2 >
página 3 >>
 
Enlaces útiles
AK-74
AK-100
M-16
Abakan
FAL
AUG
G36
Galil