Tanque PzKfpw B2

Al caer Francia bajo el dominio alemán, gran cantidad de tanques Char B1 fueron capturados. Como sucedió muchas veces, la enorme necesidad de vehículos acorazados que tenían las fuerzas terrestres alemanas hizo que estos vehículos fueran adoptados y puestos en servicio bajo el nombre PanzerKampfwagen B2. Con el tiempo, muchos fueron modificados y utilizados en tareas totalmente diferentes para las que habían sido creados.

Según se sabe, los alemanes crearon cuatro variantes principales de este tanque francés:

  • Panzerkampfwagen B-2 740(f): era el tanque original sin muchas modificaciones, solamente un nuevo nombre.
  • Panzerkampfwagen B-2 740(f) als Schulfahrzeug: variante sin torre, destinada al entrenamiento de conductores de tanques.
  • Flammwagen auf Panzerkampfwagen B-2(f): conversión del tanque original a tanque lanzallamas. Se mantuvo la torre con cañón de 47mm, pero el cañón de 75 mm del casco se reemplazó por un lanzallamas en un montaje de bola. Se fabricaron al menos 60 en varias series, y la mayoría se usó en el Frente Este, en donde fueron muy efectivos atacando fortificaciones debido al espesor de su blindaje frontal.
  • 10.5 cm leFH18/3 (Sf) auf Geschützwagen B-2(f): variante de artillería autopropulsada, que utilizaba un howitzer de 105mm. Se convirtieron 16 en las instalaciones de Rheinmetall-Borsig en 1942 y tampoco tenían el cañón de 75 mm en el casco. Se los utilizó principalmente en el Frente Este.

Panzerkampfwagen B-2 740(f)

Aunque de diseño anticuado, estos tanques franceses eran útiles para los alemanes, en gran medida gracias a su cañón de 75mm, que podía funcionar como artillería o como arma antitanque. Es por eso que no todos fueron reconvertidos a otras funciones de segunda línea, y de hecho, mejorados todo lo posible, fueron utilizados en unidades de primera línea en coordinación con unidades alemanas.

Estas modificaciones incluían, principalmente, blindaje adicional sobre el cañón de casco (uno de sus puntos débiles), así como un guinche detrás de la torreta.

Tal vez el caso más documentado de uso de este modelo es el
Panzer-Abteilung 213, el cual fue equipado en gran parte con estos Char B1 modificados y enviados a invadir el Reino Unido. Esta unidad de hecho conquistó las Islas del Canal en 1941, el único territorio de las islas inglesas capturado por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Allí permanecieron hasta 1945, cuando esta guarnición se rindió. Uno de estos tanques descansa ahora en el Museo de Tanques de Bovington, aunque fue repintado con colores franceses para remarcar su verdadero origen.

El Char B1 bis, con modificaciones alemanas «B2», que fuera recapturado en las Islas del Canal. Con colores franceses, actualmente se exhibe en un museo de la isla de Jersey.

Irónicamente, muchos de estos tanques fueron recapturados por tropas francesas en 1944, cuando los Aliados regresaron a este país, ayudando a formar nuevas unidades acorazadas para este país. Los primeros B1 recapturados comenzaron a servir en pequeños grupos de resistencia, utilizándose de manera aislada. Sin embargo, al ir consolidándose las unidades militares francesas en territorio nacional (luego de la invasión aliada al territorio francés), estos tanques volvieron a ser utilizados dentro de unidades más organizadas, pasando a formar parte oficialmente del nuevo ejército. El 7 de octubre de 1944, el Gobierno Provisional de la República de Francia formó el 13º Regimiento de Dragoons de las Fuerzas de la Francia Libre: aunque la mayoría del regimiento utilizaba tanques SOMUA S35, una compañía, la del capitán Edmond Voillamaue, fue equipada con diecinueve tanques B1 bis (incluyendo tanques franceses standard y algunos B2 modificados por los alemanes).

Esta unidad estuvo estacionada en Orleans hasta el 2 de abril de 1945, cuando fueron movilizados para entrar luego en acción.

En el ataque a Royan, el 15 de ese mes, mostraron su eficacia al dar apoyo con sus armas de 75 mm, mientras atacaban nidos de ametralladoras con sus cañones de 47 mm. Más adelante, la 2º compañía del capitán Voillamaue acompañó un ataque de infantería sobre Pontaillac el 17, y luego en un asalto a la fortaleza alemana en La Rochelle entre el 29 de abril y el 8 de mayo. Voillaume fue premiado con la Cruz al Servicio Distinguido por estas labores, que se supone no habrían sido posibles con tanques obsoletos: lo más probable es que, habiendo aprendido de los errores del pasado, estas tropas hayan podido extraer el máximo potencial de estos tanques que, si bien tenían un diseño obsoleto, no eran totalmente inútiles.

Al finalizar la guerra, el 13º Regimiento de Dragoons tomó posiciones en la zona de ocupación francesa de la Alemania ocupada, como parte de la 3º División Acorazada Francesa. Esta unidad, con muchos de sus B1 todavía en servicio, fue desbandada recién en abril de 1946.

El Char B1 bis Ouragan (sin número), capturado por fuerzas alemanas en 1940. Muchos de estos tanques fueron encontrados por las fuerzas enemigas en relativas buenas condiciones, por lo que pudieron ser recuperados, reparados y puestos nuevamente en servicio como tanques convencionales.

Flammwagen auf Panzerkampfwagen B-2(f)

Los alemanes ya tenían cierta experiencia de diseño y uso con los Flammpanzers, tanques lanzallamas, que se utilizaban para atacar fortificaciones, inundándolas de combustible y fuego por las troneras, así como para causar pánico en formaciones de infantería. Por lo general este uso se reservaba a tanques ya obsoletos, por lo que no resulta raro que se pensara en los Char B1 capturados para este propósito: una ventaja adicional era que este modelo, al tener dos cañones, podía seguir usando el convencional para defenderse del ataque de otros tanques.

En una reunión del 26 de mayo de 1941, Hitler discutió con diversas personas la efectividad de los tanques lanzallamas y se conversó acerca de los progresos en la conversión de los PzKfpw B2 capturados a los franceses en aparatos lanzallamas.

Se le informó a Hitler que se proyectaban dos compañías, cada una de ellas con 12 B2 Flamm-Wagen, para el 20 de junio de 1941; el Führer dijo que ese plazo era satisfactorio.

Esta serie inicial de 24 B2 (F) estaba equipada con el mismo sistema rociador que el PzKpfw II (F) y utilizaba también nitrógeno comprimido como propelente. Después de suprimir el cañón de 75 mm que estaba montado en la parte frontal derecha del tanque, se instaló el cabezal rociador del lanzallamas en el espacio libre.

PanzerKampfwagen B2 (F) de la primera serie, operando en el Panzer-Abteilung 102 en el frente este, al comienzo de la Operación «Barbarroja».

Los 24 PzKpfw B2 (F) fueron entregados al Panzerabteilung (F) 102. Dicha unidad fue creada el 20 de junio de 1941. Tenía dos Flamm-Kompanie organizadas según papeles firmados el 30 de mayo de 1941. En ese momento, además, había en cada compañía, además de los B2 convertidos en lanzallamas, tres más que todavía tenían el cañón de 75 mm en el casco.

El Pz.Abt (F) 102 llegó al frente el 23 de junio de 1941, al día siguiente del inicio de la Operación Barbarroja. Bajo el Armee-Oberkomando 17, el 102 quedó asignado a la 24º División de Infantería el 24 de junio, y a la 296º División de Infantería el 26 de junio, para apoyar a los ataques a la fortaleza fronteriza de Wielki Dzial. El 24 de junio se informó que el 102 había reducido con éxito una casamata de dicho complejo defensivo. Según parece, parte de las tropas soviéticas se habían retirado a posiciones en campo abierto.

A las 1300 del 29 de junio, el comandante de la 296º División de Infantería informó que Wielki Dzial había sido capturada. El informe de combate del regimiento de infantería 520 cuenta lo siguiente:

Durante el atardecer del 28 de junio, el Pz. Abt. (F) 102 avanzó hasta su área de reunión asignada. En respuesta al fuerte ruido de los motores de los tanques, el adversario abrió un intenso fuego con cañones y ametralladoras, pero sin alcanzar a nadie.

Tras un compás de espera para que aclarara la niebla, a las 0555 del 29 de junio empezó la acción, con fuego de cañones FlaK de 88 mm dirigidos directamente a las troneras de las casamatas. El fuego de los 88 continuó hasta las 0704 horas, en cuyo momento se observó que la mayor parte de las troneras habían sido alcanzadas y silenciadas.

En respuesta a una bengala verde, los Flammpanzer del Pz.Abt. (F) 102 atacaron a las 0705. A los Infanterie-Pionere, que iban justo detrás de los Flammpanzer, se les asignó el objetivo de colocar cargas explosivas en las casamatas. Cuando varias casamatas abrieron fuego nuevamente, algunos Pionere buscaron temporalmente refugio en la zanja antitanque. El fuego de cobertura lo proporcionaron los cañones FlaK de 88 mm y otras armas pesadas. Las casamatas nº 1 a 4 fueron acalladas por los Flammpanzer. Las tropas de asalto de los Infanterie-Pionere consiguieron llegar finalmente a las casamatas y empezaron a colocar y detonar sus cargas explosivas.

Las casamatas nº 1, 2 y 4, dañadas por impactos de los 88, sólo podían disparar esporádicamente. Los Flammpanzer podían mantenerlas casi completamente a raya. Los ocupantes de las casamatas resistían tenazmente a pesar de los daños. Dos Flammpanzer fueron alcanzados por cañones de 75 mm que disparaban desde la casamata nº 3. Ambos se incendiaron y sus tripulaciones los evacuaron. Tres tripulantes ligeramente heridos fueron rescatados bajo el fuego enemigo por las valientes acciones del Sanitäts-Unteroffizier Kannengiesser. Los Flammpanzer no causaron daños en las casamatas. El combustible inflamado no penetró por los montajes de bola de las troneras. Algunas casamatas continuaron disparando tras ser atacadas por los Flammpanzer.

Este informe, algo pesimista, destaca nítidamente algunas de las limitaciones de los tanques lanzallamas: solamente eran vehículos de apoyo de infantería, ya que su valor contra otros vehículos acorazados y algunas fortificaciones era menor.

Un PanzerKampfwagen B2 (F) puesto fuera de combate en Osterbeck, cerca de Arnhem, Holanda, a finales de 1944. Puede verse claramente la escotilla para la tripulación, abierta, entre las dos líneas de orugas.

Tal vez fue por eso que el 30 de junio de 1941 se reasignó el 102 al mando directo del Armee-Oberkommando 17, y el 27 de julio de mismo año se dio la orden de disolverlo. No obstante, se continuó el desarrollo de las armas montadas en los tanques, utilizando otra vez el casco del PzKpfw Renault B2 (F).

Las nuevas especificaciones pedían un Flammenwerfer (lanzallamas) con la presión proporcionada por un motor J10. Tenía que poder lanzar un chorro de hasta 40-45 metros, y llevar suficiente combustible como para 200 ráfagas. El lanzallamas seguía estando montado junto al conductor, en lugar del cañón de 75 mm. Daimler-Benz diseñó las modificaciones del blindaje de protección. Wegmann diseñó el montaje y el lanzallamas fue provisto por Koebe. Debido a la falta del espacio para el combustible, se montó un enorme contenedor blindado en la parte posterior del casco.

Esta serie final del B2 se diferenciaba también porque el lanzallamas estaba en un montaje de bola. La cámara de combate se había ampliado y se le dio al servidor del lanzallamas un dispositivo de visión similar al del conductor, que tenía una visera blindada.

Hay que notar que el lanzallamas nunca fue la única arma del B2, ya que en la torre seguía estando montado el cañón de 47 mm del Char B1, además de la ametralladora.

El programa de producción previa de este nuevo Flammpanzer era, según un comunicado del 3 de diciembre de 1941, una única serie. Diez debían terminarse aquel mismo mes, mientras que otros diez debían fabricarse en enero del año siguiente.

Una característica distintiva de la última serie del B2 (F) era el gran tanque blindado de combustible en la parte trasera. Este B2 fue destruido cerca de Deventer, Holanda, en abril de 1945.

En el Waffenamt hay documentos que señalan la recepción de esos 20 nuevos PzKpfw B2 (Flamm): cinco en noviembre de 1941, tres en diciembre, tres en marzo de 1942, dos en abril, tres en mayo y cuatro en junio. Se nota que hubo, entonces, muchos problemas en su producción.

Más allá de este punto, no se sabe si se fabricaron algunos B2 lanzallamas adicionales, ya que en junio de 1942 la responsabilidad por las conversiones de estos tanques dejaron de estar en Berlín y pasaron a un depósito de armamento y material en Francia. Sin embargo, por lo siguiente, es de suponer que sí se construyeron algunos más.

Los informes de condiciones operativas revelan que hubo entonces, al menos, 60 PzKpfw B2 (Flamm), con el nuevo sistema lanzallamas. Un informe del 31 de mayo de 1943 los ubica de esta manera:

  • 16 B2, de los cuales 12 eran lanzallamas, actuando con la Panzer-Kompanie 223 en el frente oriental;
  • 34 B2, de los cuales 24 eran lanzallamas, actuando con la Panzer-Brigade 100;
  • 36 B2, de los cuales 10 eran lanzallamas, actuando con el Panzer-Abteilung 213 en el frente oeste;
  • 17 B2, con un número desconocido de lanzallamas, en la división de las SS Prinz Eugen operando en Yugoslavia.

Sin embargo, como mucho otro material capturado por los alemanes a sus enemigos, su importancia no fue más que táctica. Como sucedió en muchos casos, estos vehículos tenían que ser abandonados si se producía una avería o daño grave, por falta de repuestos y de personal especializado en su reparación. Cada baja era difícil de recuperar ya que no existían demasiados tanques capturados que pudieran ser traídos de otras partes o reacondicionados. Es por eso que actualmente sobreviven muy pocas unidades de estos tanques lanzallamas.

El último uso registrado a gran escala de estos aparatos ocurrió en septiembre de 1944, durante la operación Market Garden. La Panzer-Kompanie 224, una unidad de entrenamiento, tenía varios de estos Flammpanzers, y estaban estacionados en Arnhem, en donde tuvo lugar el ataque aliado. Durante el mismo, la unidad perdió seis tanques lanzallamas debido al fuego antitanque, teniendo que replegarse a fines de mes.

Otros usos

La relativa abundancia de estos modelos franceses hizo que se los utilizara a veces para otras cuestiones además de las mencionadas. Algunos, sin su torre, fueron utilizados como transportes de munición, aunque parece que estos no recibieron una denominación oficial. Algo similar sucedió con las torres que fueron retiradas: muchas terminaron en casamatas en el Muro del Atlántico, apuntando al mar en espera de la llegada de tropas aliadas en Normandía.

Un caso especial fue el de Italia, el cual capturó ocho tanques Char B1 bis en un curioso episodio. Muchos olvidan que Italia invadió Francia en apoyo a la ofensiva alemana de 1940, además de para obtener territorio y prestigio. En este contexto, mientras se firmaba la paz, un trabajador italiano informó a las autoridades que ocho de estos vehículos habían sido escondido por fuerzas francesas en una cueva, hacia julio de 1940. Aunque recuperados, estos vehículos no sirvieron de mucho, ya que seis no tenían montada la torre. Sin embargo se sabe que fueron puestos a prueba, aunque no vieron ningún tipo de uso en Italia y se desconoce lo que sucedió con ellos.

Especificaciones técnicas
PanzerKampfwagen B2 (F)
Peso32.000 kg
Blindaje (casco)40 a 60 mm en el frente, 60 mm en los costados, 55 mm detrás
Blindaje (torre de fundición)55 mm al frente, 45 mm a los costados y detrás
Velocidad28 km/h (máxima); 12,5 km/h (crucero)
Autonomía140 km (carretera); 100 km (campo a través)
MotorRenualt de gasolina, de 6 cilindros, refrigerado por agua, de 16,94 litros, con 300 hp a 1.900 rpm
Armamento1 cañón de 47 mm en la torre, 1 ametralladora, 1 lanzallamas en el casco
Tripulación4 personas
Largo6,86 m
Ancho2,52 m
Alto2,88 m
Combustible400 litros
Vadeo0,72 m
Presión sobre el suelo0,85 kg/cm2
Potencia/Peso9,4 hp/tonelada
Luz sobre el suelo0,45 m

Fuentes

Tanque Char B1 en Wikipedia (en inglés)

Flammpanzer: Tanques lanzallamas alemanes (Tom Jentz, Hilary Doyle, Peter Sarson) – Colección Osprey Military/ RBA nº 9, 1999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *