El porqué de la publicidad

 

Durante años he tratado de que este sitio pasara de estar alojado en un servidor gratuito a uno pago, que es mucho mejor en varios aspectos. No es un problema de capacidad, de espacio, sino de libertad e identidad: en primer lugar, tener una identidad mayor al tener un dominio propio (que afortunadamente en Argentina puede obtenerse gratis, aunque eso no quita que se siga necesitando un servidor propio para estar más cómodo).

Muchos sitios gratuitos no permiten el uso de ciertos tipos de archivos o de determinadas herramientas. A veces no se pueden subir archivos mayores de cierto tamaño, lo cual me imposibilita cargar videos o sonidos. Y, finalmente, está el nulo control que tengo sobre la publicidad, que puede llegar a ser muy molesta.

Como todo medio, la publicidad es necesaria para mantener dicho medio. En mi caso, necesito invertir tiempo en publicidad para tratar de lograr que Casus Belli pueda estar alojado en un sitio pago, lo cual tendrá muchas ventajas. El precio no es muy elevado, pero no puedo pagarlo actualmente con mi sueldo, y es posible que tampoco pueda hacerlo en el futuro. Lo mejor sería que esa publicidad me ayudara a hacerlo, si no llegara a pagar completamente el costo del servidor.

La publicidad mueve al mundo. Mucha gente no lo sabe, pero las revistas y diarios no ganan nada con el dinero que los consumidores pagan por comprarlas: apenas sí pagan el papel o la tinta. El verdadero negocio del que sacan ganancia es la publicidad.

En Internet la cosa no es tan sencilla, porque lo que se gana en publicidad es muy poco. Lo sé porque he trabajado en el tema varias veces. A veces me quedo con la sensación de que algunos creen que yo quiero poner publicidad en el sitio para guardarme el dinero o hacerme rico. Esto es imposible, o al menos demasiado difícil (realmente, es más fácil buscar un trabajo en serio). Pero sí tengo que intentar usar la publicidad para pagar algo de los costos que ahora me trae el sitio (por ejemplo la compra de material bibliográfico, o el reemplazo ocasional de algún componente de la computadora) y para, en el futuro, tener un lugar decente para esta página.

La publicidad en el sitio es necesaria para ayudar a su sostenimiento. Nada más.



Volver al Cuartel General

Haciendo contacto