Misil de crucero Tomahawk

De gran fama gracias a su extenso uso en muchos tipos de conflictos, se trata de un misil crucero de largo alcance, altas velocidades subsónicas para atacar objetivos terrestres. Es lanzable tanto desde buques de superficie como desde submarinos.

El Tomahawk ha sido diseñado para volar a altitudes muy bajas, pero al mismo tiempo a grandes velocidades. Puede hacer esto haciendo uso de avanzados sistemas de guía, que le permiten también tomar medidas evasivas.
Un Tomahawk de la Royal Navy en pleno vuelo.

El General Dynamics BGM-109 Tomahawk entró en servicio en 1983, alcanzando capacidad operativa tres años más tarde. El primer uso operacional de este misil fue durante la Guerra del Golfo de 1990-91, teniendo un gran éxito. Desde esa época se lo ha utilizado en gran cantidades de conflictos. Por ejemplo, solamente en la Operación Allied Force, en los Balcanes, se dispararon solamente 200 entre los británicos y los estadounidenses. Y es de esperar que esta participación siga siendo importante por muchos años, debido a su precisión y papel único.

Además de EEUU, solamente el Reino Unido utiliza este arma tan particular (aunque hacia agosto de 2006 España fue autorizada a comprarla, como se detalla más adelante). En 1995 ambos gobiernos firmaron un pacto de venta militar para la adquisición de 65 unidades, realizándose así la primera venta. Luego de lanzamientos en noviembre de 1998 y el testeo de cabezas reales, el gobierno del Reino Unido lo declaró con capacidad operativa para su Royal Navy. Los disparados desde submarinos son conocidos como UGM-109, siendo al parecer los únicos utilizados por Reino Unido.

Sin duda es un arma algo cara pero muy eficiente, teniendo variantes que lo adaptan a diferentes roles.

El BGM-109A naval también es conocido por su capacidad de ataque táctico con cabeza nuclear, en cuyo caso se lo denomina TLAM-N. Puede ser lanzado desde naves de superficie o submarinos, con una carga de 200 kilotones, un alcance de 2.500 km y un CEP de 280 metros, utilizando un TERCOM y navegación inercial.

El BGM-109B, también denominado TASM (tactical anti-ship missile, misil antibuque táctico). Se utiliza tanto desde superficie como desde submarinos y lleva una cabeza HE de 454 kg hasta un alcance de 454 kilómetros. El sistema inercial de guía de esta variante está derivado del misil Harpoon. Puede hacer un picado antes de atacar, golpeando así al enemigo en sus partes más vulnerables.

El BGM-109C, o TLAM-C, es la variante más conocida, ya que la C significa "convencional". Básicamente es el fuselaje del AGM-109A con la cabeza de guerra del AGM-109B y un DSMAC de guía terminal, para lograr más precisión a un alcance de 1.482 km.

El BGM-109D es la variante del Tomahawk para ser disparada desde tierra, con las mejoras del Bloque III y un sistema dispensados de submuniciones. Este tipo tiene un turbofan F402 que le da un empuje 19% mayor, con un 2% menos de consumo de combustible que versiones anteriores. Posee el DSMAC Mk II.

El BGM-109G o GLCM era la versión estratégica de la serie, utilizada solamente en Europa durante la Guerra Fría, en el rol nuclear. Se lo movilizaba en un TEL de alta movilidad, que llevaba cuatro, para evitar se detectado y poder evadir el reconocimiento soviético, escapando a áreas poco frecuentadas. Un grupo de cuatro TEL eran apoyados por dos centros móviles de control.

Finalmente, está el AGM-109H, que era un misil crucero proyectado para ser disparado desde el aire, con mediano alcance y diseñado para atacar centros de aterrizaje. El AGM-109K y el L eran dos Tomahawks propuestos para controlar el espacio aéreo naval tanto como blancos de superficie.

Lanzamiento submarino de un Tomahawk, aparentemente un modelo británico. Al parecer en el Reino Unido no disponen de versiones para disparos desde superficie. Los TacTom británicos operan desde los submarinos nucleares de las clases "Trafalgar" y "Swiftsure".

A partir del Bloque II, el Tomahawk de producción usa un TERCOM y un sistema digital de correlación de área (DSMAC). Los contornos del terreno se alimentan dentro de la computadora de vuelo, haciendo que el sistema sepa qué camino tomar. A esto se le agrega, en el bloque III, un GPS, todo lo cual le permite saber su posición exacta sin tener que depender de navegación inercial o comunicación con el exterior.

Por otra parte, es difícil de detectar, debido a su bajo eco radar y las bajas altitudes a las que vuela, siguiendo el terreno. Sin embargo, se ha determinado que no son inderribables. En la guerra de los Balcanes, los aviones serbios lograron abatir entre 10 y 12 Tomahawks; un porcentaje ínfimo, sin embargo.

El Tomahawk tiene dos configuraciones básicas de ataque: puede llevar una cabeza de guerra de 454 kg del tipo de fragmentación o HE, o un dispensador de submuniciones con bombetas de efecto combinado. A causa de su largo alcance y extremada presición, este misil se ha convertido en el arma más elegida por el Departamento de Defensa de EEUU.

Sin emabargo su avance no cesa. Las capacidades del bloque IV o Tomahawk Táctico (abreviado como TacTom) incluyen la evaluación de daños, cambio de blancos en vuelo y planificación de la misión desde la plataforma de lanzamiento. Seguirá así en servicio con su trayectoria.

 

El Tomahawk español

Hacia agosto de 2006 EE.UU. autorizó a la Armada Española la compra de este tipo de armas, en su última versión, la IV. España piensa darles un lugar de lujo, ya que desea instalarlas en las fragatas de la clase "Álvaro de Bazán" (F-100) y posiblemente en los submarinos de la clase S-80 (que van a ser construidas en los astilleros de Navantia). España tendría así el honor de ser el único otro país, además de EE.UU. en utilizar en Tomahawk en plataformas de superficie y submarinas.

Terminados los plazos de análisis técnico para adaptar los lanzadores a las fragatas españolas y otras formalidades, España compraría un número aproximado de 60 unidades del TacTom, que se caracteriza por un precio senciblemente menor a las versiones anteriores (unos 700.000 dólares) ya que utiliza un motor de propulsión mucho más barato.

El Tomahawk Táctico tiene otras grandes ventajas: el alcance efectivo de unos 1.600 km se mantiene, pero se le agrega una enorme capacidad de flexibilidad. El nuevo vector puede ser reprogramado vía satélite, pudiendo elegir entre 15 blancos preprogramados en su memoria, o ser enviado a un blanco nuevo, no programado, al enviársele las correspondientes coordenadas mediante el GPS. Como si fuera poco, el nuevo modelo tiene cámaras que permiten al aparato realizar misiones de reconocimiento en tiempo real. De esta manera el Tomahawk puede, por ejemplo, ser enviado a obtener información de un blanco para luego atacarlo en una segunda pasada, o ser enviado a un nuevo blanco. Las posibilidades tácticas que esto encierra son enormes.

 

Impresionante toma de la explosión de un Tomahawk. La detonación se desarrolla sobre el objetivo, para maximizar su efecto de área. No es un arma pensada para impactar el blanco.

Especificaciones técnicas

Función primaria: destrucción de blancos muy defendidos o de gran valor estratégico/táctico
Contratista: Raytheon Systems Company, Tucson, Arizona
Costo de la unidad:

1 millón de dólares para las primeras versiones; aproximadamente 700.000 dólares para el modelo IV (Tomahawk Táctico)

Planta motriz: turbofan de crucero Williams International F107-WR-402 con 272 kg de empuje; booster de combustible sólido CSD/ARC para el despegue (primeros modelos)

Largo:

5,56 metros; con booster 6,25 metros
Peso: 1.315,44 kg; con booster 1.587,6 kg (datos también dependientes de las diversas variantes)
Diámetro: 51,81 cm
Envergadura: 2,67 metros
Alcance: entre 454 y 1.700 km, según versiones
Velocidad: Subsónica; cerca de 880 km/h
Sistema de guía: TERCOM, DSMAC, y GPS (solamente en el Bloque III)
Cabeza de guerra: 454 kg o dispensador de submuniciones con bombetas de efecto combinado
Fecha de entrada en servicio: 1986: Capacidad operativa; 1994: Block III; 2003: Tomahawk Táctico

 

 

 

Búsqueda personalizada
 

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto