Misil antibuque Kormoran

La incorporación del Panavia Tornado a la Marina de Guerra Alemana ha supuesto un gran avance en capacidad de ataque. Estos aviones pueden llevar fácilmente 4 Kormoran, y hasta 8 si son adecuadamente preparados.

Este misil de origen alemán sufrió una larga carrera de desarrollo, realizándose las primeras pruebas el 10 de marzo de 1970, pero siendo entregados sus primeros ejemplares en diciembre 1977.

Nació de un pedido de la Marina De Guerra de Alemania Occidental, que necesitaba un misil lanzable desde sus aviones para hacer frente a la amenaza de la marina soviética. En el desarrollo participó la empresa francesa Aerospatiale, aunque la empresa fabricante es la MBB alemana. De hecho, el Kormoran está basado en un diseño francés, y utiliza un sistema de guía inercial propio de otro proyecto francés que no llegó a concretarse.

El misil entró en servicio en 1978, a bordo de los entonces numerosos F-104G Starfighter de las fuerzas de Alemania Occidental. Normalmente, estos aviones aparentemente frágiles solamente podían llevar dos misiles en sus delgadas alas, aunque los nuevos Panavia Tornado de Alemania pueden cargar 4 sin problemas, y hasta un total de 8. Además de estar en servicio en la Marina Alemana, también sirven en la Fuerza Aérea Italiana.

Luego del lanzamiento desde el avión portador, dos motores aceleradores de propergol doble se encienden, seguido inmediatamente por el motor SNPE Eole. Estos mantienen al misil en vuelo unos 100 segundos. Para la fase inicial de vuelo, el misil utiliza una plataforma de guía inercial Stena/Bodenseewerk al igual que un radioaltímetro, para mantener el curso a unos 30 metros de altura sobre las olas. Las pequeñas derivas traseras permiten orientar el misil.

Cuando está cerca del blanco, el aparato desciende hasta su altura de ataque prefijada, a ras de las olas, utilizando un piloto automático y un radar de Thompson-CSF, que actúa en modo pasivo y activo. Este radar busca el objetivo y dirige al misil, haciendo que choque contra él justo sobre la línea de flotación. En este momento, la cabeza de guerra actúa. Su espoleta de acción retardada hace estallar los 56 kilogramos de explosivos dispuestos en 16 cargas radiales, haciendo gran daño a todas las instalaciones circundantes. Hay que mencionar también que la cabeza de guerra es una parte importante del misil, ya que está diseñada para penetrar hasta 90 mm de acero antes de detenerse y estallar. Curiosamente, la cabeza de guerra no es ojival, como sucede en la mayoría de los misiles antibuque, sino que es cónica, marcando así su capacidad de perforación.

Desarrollo y nuevas versiones

El desarrollo de este misil comenzó mucho antes de su entrada en servicio. Ya en 1962, el Ministerio de Defensa de Alemania Occidental solicitó a la empresa Bölkov K.G. un estudio para determinar las ventajas y desventajas del uso de misiles antibuque en ese momento particular y en el futuro. Un estudio similar fue realizado por la empresa francesa Nord-Aviation, que había diseñado el misil AS.33 para cumplir requerimientos alemanes y franceses.

Especificaciones técnicas misil Kormoran

Velocidad Mach 0,95
Cabeza de guerra 165 kg
Peso al lanzamiento 600 kg
Alcance 37 km
Largo 4,40 metros
Diámetro 34,4 cm
Envergadura 1 m

En 1967, Bölkov ya era parte de la nueva empresa MBB, la cual fue comisionada para producir una versión local del francés AS.33, denominándola AS.34, y más tarde sencillamente Kormoran. Esta nueva arma fue testeada primeramente en 1974, y en 1976 la MBB recibió un contrato para producir 350 de estos misiles antibuque. El programa anticipaba que la fecha de entrega de las últimas unidades sería en 1983, dejando entrever de alguna manera el surgimiento de nuevas versiones mejoradas que llegaron en esos años.

Justamente en 1983 comenzó el desarrollo del Kormoran Mk2, teniendo lugar una serie pequeña de lanzamientos en 1990, para probar los cambios. Y no era para menos, ya que se trataba de un completo rediseño del misil. El nuevo modelo pesaba 630 kg, y tenía un nuevo radar mejorado. El fuselaje era idéntico, pero dentro casi todo había cambiado: toda la electrónica analógica había sido cambiada por aparatos digitales más pequeños y livianos, de manera que había espacio para una cabeza de guerra más grande, de 220 kg, semiperforante con capacidades más grandes que la anterior.

El reemplazo de los dispositivos analógicos por digitales incrementó obviamente la probabilidad de impacto, las capacidades de evadir contramedidas electrónicas, la confiabilidad general y además simplificó los operativos de lanzamiento. Además de todo esto, el Kormoran 2 tiene un motor mejorado, que le da más velocidad y un alcance un poco más grande. La Marina de Guerra Alemana pensaba pedir entre 175 y 210 unidades del Kormoran 2, pero la caída de la URSS a fines de la década de los 90s hizo que por un lado la amenaza militar soviética desapareciera, y por el otro, la unificación de las dos Alemanias hizo necesario gastar enormes cantidades de dinero en otras cuestiones más urgentes. Por eso los pedidos se cancelaron momentáneamente.

 

 

Búsqueda personalizada
 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto

 
 
Enlaces útiles
Styx
Exocet
Harpoon
Penguin
Otomat
Uran
Gabriel
Shaddock
C801
C802