La historia de Casus Belli

Casus Belli surgió como un sitio de Internet sobre la historia de la tecnología militar, cuando la red estaba recién empezando a existir y yo, como aficionado, no encontraba material online en castellano.

¡Esto fue en el año 2000! Pasó mucho tiempo desde ese momento. En esos días no solo tenía ganas de leer y escribir sobre estos temas, sino que también quería llenar ese vacío de información en castellano. Tenía acceso a muchas páginas en inglés sobre el desarrollo de aeronaves, historia militar, etc., pero sentía que era injusto no compartir esa información con los demás.

Desde siempre me ha gustado expresarme a través de la escritura (he sido creador de contenido para varios blogs y sitios de Internet, he escrito novelas, cuentos, guiones de comics…). Y por eso surgió la idea de crear un sitio que supliera de información fiel y organizada a los aficionados que no supieran inglés. Además, mi veta de divulgador e investigador se fue encendiendo en el camino: le tomé el gusto a buscar diferentes fuentes, comparar, traducir, reescribir, y explicar y organizar los detalles que otros sitios dejaban de lado. De esta manera, sentía que también podía llegar a los aficionados más casuales o a los que solo se interesaban superficialmente en algunos temas.

El camino no fue fácil. A veces no tuve dinero para mantener el hosting del sitio y su correspondiente dominio. A veces tuve trabajos que no me dejaron tiempo para nada. A veces me estancaba en la escritura, o tenía que preocuparme por cuestiones técnicas del sitio que me absorbían demasiado tiempo. A veces el sitio quedaba sin material nuevo durante meses o incluso (una vez) por dos años seguidos. Esto hizo que Casus Belli apareciera y desapareciera de Internet varias veces (ya perdí la cuenta) a lo largo de los años, que cambiara de empresa de hosting y de dominio, que perdiera miles de visitas y las volviera a ganar, que creciera y luego se reestructurara… En fin, un sin fin de idas y vueltas que reflejan de diversas maneras mi vida.

La penúltima iteración del sitio cerró en 2015, para luego reabrir en 2016 y cerrar, si mal no recuerdo, ese mismo año o a comienzos de 2017. Apenas tenía tiempo para escribir (durante ese tiempo no creé ningún artículo nuevo). Había invertido mucho tiempo y esfuerzo en generar, hacia 2009, una nueva interface con CSS (tratando de mejorar lo hecho en el anterior rediseño, en 2006). Resultaba fastidioso tener que rediseñar todo y volver a copiar el contenido a las nuevas plantillas. Me encanta escribir, pero solo soy diseñador aficionado.

Así llegamos a 2019. La necesidad de reactivar el sitio siempre estuvo latente, como todas las demás veces que estuvo frenado o cerrado. No puedo crear material al mismo ritmo que años atrás, pero espero poder concentrarme más en la escritura ahora que el sistema de WordPress me permite hacerlo más fácilmente, sin tener que reordenar todo cada vez que quiera cambiar alguna pequeña cosa del diseño.

Por un rato me van a ver reordenando y volviendo a cargar la información de la versión anterior del sitio. No toda, porque hay artículos que no tienen la calidad que en otra época consideré suficiente. Pero por cada uno que no vuelva, aparecerán, más adelante, otros nuevos y mejores.

Espero que les guste lo que va a venir.