Helicóptero de transporte Mil Mi-26 Halo

El helicóptero de serie más grande del mundo tenía que ser de diseño soviético. Famoso por su intervención en el desastre de Chernobyl, todavía hoy se produce y se mantiene en servicio, con una bodega de carga similar a la de un Hércules C-130 y su característico rotor de ocho palas.

El Mi-26 (nombre código de la OTANHalo) parece desde el primer momento haber sido diseñado para romper récords. Es el único helicóptero con un rotor de 8 palas y su bodega puede llevar cargas internas de hasta 20 toneladas, que pueden incluir hasta 90 pasajeros o dos vehículos blindados del tipo BRMD.

Sin embargo, al repasar los antecedentes del Halo, vemos que no es un diseño que haya surgido de la nada, sino de una seguidilla de aparatos, uno más ambicioso que el otro, que comenzó con el Mil Mi-6 “Hook”. Este helicóptero fue el más grande del mundo durante una década completa, hasta que fue reemplazado en el puesto por el Mi-12, tal vez uno de los helicópteros más feos y extravagantes de todos los tiempos. Con un fuselaje similar al de un avión, y alas trapezoidales que se agrandaban mientras se alejaban del fuselaje, montaba un gigantesco rotor en cada una de ella, midiendo cada uno unos 67 m de diámetro. Semejante monstruo podía levantarse del suelo con un peso total de 105 toneladas.

El Mi-12 Homer, sin embargo, no llegó a ser producido en serie y el proyecto fue cancelado por diversos motivos en 1974, a pesar de haber cumplido con lo pedido. Fue así que, hacia fines de la década de 1970, se detallaron especificaciones para un nuevo aparato también muy poderoso, pero con una configuración más convencional.

La experiencia ganada con el Mi-6, que había sido un aparato de serie, permitió poner en práctica los nuevos avances en motores en un diseño todavía mejor. Un sustituto que tuviera que agregara todo lo aprendido en ese tiempo, además de las mejoras tecnológicas de la época.

Las especificaciones de este nuevo aparato marcaban que su peso vacío, sin combustible, no debía exceder la mitad del peso máximo de despegue. Además, el helicóptero tenía que poder cargar un 70% más que el Mi-6 tanto en su bodega como en eslinga (el Hook puede cargar entre 12 y 14 toneladas en su bodega interna y 8 en eslinga, mientras que el competidor occidental más directo, el Chinook, cargaba unas 8,2 toneladas en bodega y 9,4 en eslinga).

El diseño resultante cumplió con estos requisitos, teniendo un peso vacío de 28,1 toneladas pero pudiendo separarse del suelo con un peso total de 56 toneladas. Esto permite la carga de unas 20 toneladas, que pueden llevarse en una bodega enorme o suspendidas por fuera.

El Halo fue diseñado para servir tanto en la Fuerza Aérea Soviética como para fines civiles en Aeroflot, lo cual implicaba también ciertos requisitos. Es por eso que el Halo puede usarse para transportar tanto soldados como vehículos, para montar trozos de grandes edificaciones o incluso ayudar en la lucha contra incendios.

El Halo es una mole difícil de ocultar, incluso con el mejor camuflaje. Podemos verlo aquí con los colores de la Aviación Frontal soviética. Obsérvese cómo los extremos de las palas de los rotores se elevan mientras está en vuelo (puede verse en otras fotos) pero cuelgan notablemente cuando está posado.

El primer vuelo del Halo fue el 14 de diciembre de 1977, y su producción comenzó en 1981; para ese mismo año se lo mostró al mundo en el conocido show aéreo de París. Dos años más tarde, en 1983, entraba formalmente en servicio militar en la URSS. En 1985 India se convertía en el segundo país en adquirirlo.

Si uno compara el Mi-26 y el Mi-6, podrá ver que hay una clara influencia del segundo sobre el primero, no solamente en la configuración sino también en el tamaño. Curiosamente, el Halo es apenas más pesado que el Hook, pero puede llevar 20 toneladas, mientras que el modelo anterior llega aproximadamente a 12 en sus bodegas. No es de sorprender entonces que el Halo reemplazara en servicio a otros vehículos anteriores, menos eficientes, estableciendo rápidamente muchos récords.

En las entrañas del monstruo

La configuración del Halo es convencional: un rotor principal arriba y uno menor en la cola. El primero tiene ocho palas con un diámetro de 32 metros, mientras que el segundo tiene cinco palas. Todas las palas están hechas de fibra de carbono, pero las principales tienen núcleo de acero, complementado con titanio en los bordes de ataque. El uso de fibra de vidrio y otros materiales compuestos (por ejemplo, aleaciones de aluminio para la estructura externa) ayudó mucho a reducir el peso vacío del aparato, lo que permite que sobre potencia para mover más carga.

Sobre la bahía de carga, arriba y detrás de la cabina, están montados las dos turbinas Lotarev D-136, las cuales proporcionan 8.550 kW o 11.400 shp cada uno. Cada uno de los motores tiene un sistema de alimentación de combustible independiente, para evitar fallos catastróficos. Ocho tanques de goma debajo del suelo son los principales abastecedores, y hay además dos tanques más sobre los motores, que permiten la alimentación por gravedad en caso de que fallen las bombas de los otros tanques. La capacidad de combustible está entre los 12.000 y 13.000 litros, dependiendo del modelo, pero se pueden cargar hasta cuatro tanques auxiliares.

El helicóptero se carga por la parte trasera, donde un gran portalón da acceso a un espacio de 3,25 metros de ancho x 12 metros de largo, unas dimensiones bastante parecidas a las del conocido avión de transporte C-130 Hércules. Aunque el portalón tiene una rampa plegable, la altura del aparato puede regularse gracias a un sistema hidráulico que modifica la presión de las ruedas. Este tren de aterrizaje, compuesto por tres pares de ruedas, es fijo, del tipo triciclo, para no perjudicar en nada la carga y descarga del material almacenado.

Para facilitar aún más la carga en la bodega, ésta incluye dos tornos eléctricos (cada uno puede mover 2,5 toneladas) para cuando la carga excede cierto peso y no puede moverse por su cuenta. Como puede verse, en esta cabina y con semejante capacidad de peso se pueden llevar varias combinaciones de elementos; algunos ejemplos son los siguientes:

  • entre 80 y 100 soldados, dependiendo de lo que carguen;
  • 60 literas para enfermos y heridos
  • 2 vehículos de reconocimiento BRDM-2, o 2 BMD
  • un vehículo de combate de infantería del tipo BMP
  • 1 BTR-60/70/80
  • 1 MT-LB

Para facilitar las operaciones de transporte a la eslinga, el Halo tiene un circuito cerrado de televisión: así los tripulantes pueden ver lo que sucede metros más abajo. El helicóptero puede, en caso de emergencia, volar con un solo motor (dependiendo, claro está, del peso que esté cargando). Un sistema especial hace que, si un motor se apaga o pierde potencia, el otro aumenta automáticamente su potencia de manera que compensa el la falta de potencia.

Se ha cuidado mucho la facilidad de mantenimiento y de uso general del aparato, poniendo por ejemplo manijas y pequeños peldaños para facilitar la revisión periódica. Una APU incorporada en el aparato, debajo de la cubierta de vuelo, le da energía al helicóptero en suelo, sin que sea necesario prender el motor. Esta APU es la encargada de calentar las láminas del rotor (muy útil en el ambiente ruso, para no despegar con los rotores congelados), la cañería de la cola para el anticongelante y otros sistemas necesarios antes de iniciar el vuelo.

El Mi-26 combatiendo incendios en la zona de Chernobyl. Muchos de sus pilotos murieron a causa de la radiación, y los aparatos fueron abandonados ya que estaban contaminados.

La aviónica es standard para todos los modelos, y probablemente es una de las cuestiones que más se han actualizado con el tiempo, al agregarse variantes y al abrirse Rusia a las tecnologías occidentales. El Halo posee un radar Groza 7A813, un sistema integrado de vuelo PKV-26-1 y sistemas de vuelo automático, Doppler, pantallas con exhibición de mapas, además de un GPS opcional. Las versiones militares poseen además perturbadores radar, supresores IR y dispensadores de bengalas para confundir los misiles de guía infrarroja.

La tripulación de cinco personas tiene una gran visibilidad gracias a la cabina vidriada, que incluso tiene protuberancias para poder ver hacia atrás. Sin embargo la cabina no tiene puertas externas. Está presurizada, a diferencia de la bahía de carga. Existe un compartimento de pasajeros con cuatro asientos detrás de la cabina, que sí está presurizado.

En la bahía de carga hay 40 asientos plegables, y se pueden agregar 60 asientos más en el pasillo central. Hay tres puertas para pasajeros, dos a la izquierda y una en la derecha, que se abren como las puertas de los aviones, con escalones incorporados. Las puertas de carga son accionadas hidráulicamente.

Números y variantes

El Mi-26 básico fue pensado para su uso como transporte militar, de manera que lleva incorporado un sistema de autodefensa, IFF y dispensador de bengalas para confundir misiles enemigos. Por lo general, nunca lleva armamento ofensivo.

Las variantes del Mi-26 son:

  • V-29: prototipo.
  • Mi-26 Halo-Uno: versión militar de transporte de carga. 
  • Mi-26A: versión militar modificada, probada en 1985, con los sistemas integrados PNK-90 de vuelo/nav y otras tareas. No adoptado.
  • Mi-26M: mejora bajo desarrollo; todas las palas del rotor principal sufrieron una nueva configuración aerodinámica, turbinas nuevas del tipo D-127 de ZMKB (cada 10.700 kilovatios; shp 14.350), y sistema integrado modificado del vuelo/nav con el EFIS. Seguridad de OEI mejorada, techos del servicio incrementado, y mayor carga útil máxima (22.000 kilogramos) para las operaciones de grúa.
  • Mi-26MS: versión de evacuación medica. Una sección de cuidados intensivos para cuatro pacientes y dos médicos, sección quirúrgica para una paciente y tres médicos, sección de previa de atención para dos pacientes y dos médicos, sección de la ambulancia para cinco pacientes, tres asientos para asistentes; laboratorio; y sección con el servicio de lavado, almacenaje del alimento. La versión civil utilizada por MChS Rossii esta disponible con laboratorios médicos totalmente modulares. Puede acomodar a hasta 60 pacientes en espera o siete pacientes en cuidado intensivo, 32 pacientes en espera y siete asistentes; o 47 pacientes y ocho asistentes en otras configuraciones, que pueden incluir 12 cuchetas en cuatro gradas delanteras.
  • Mi-26NEF-M: versión ASW (guerra antisubmarina) con radar de búsqueda,
  • Mi-26P: transporte para 63 pasajeros, básicamente cuatros asientos en línea, con el pasillo en el centro; servicio, baños y vestuario detrás de la cubierta de vuelo.
  • Mi-26PK: versión de grúa aérea.
  • Mi-26PP: versión especializada en transmisiones radiales. Visto por primera vez en 1986; se desconoce el estado actual.
  • Mi-26S: versión modificada para prestar colaboración en el desastre nuclear de Chernobil.
  • Mi-26T: transporte civil básico (Izdelie 209), generalmente como Mi-26 Versión militar. Las variantes incluyen sistemas para el examen geológico, con una fuerza de tracción de 10.000 kilogramos o más, a 97 o 108 kilómetros por hora a 55 a 100 por hasta 3 horas.
  • Mi-26T: versión civil de transporte de carga en general.
  • Mi-26TC: versión de transporte de carga.
  • Mi-26TM: versión grúa diferente al PK.
  • Mi-26TP: versión de lucha contra el fuego con tanques internos capaces de dispensar hasta 15.000 litros de materiales ignífugo a partir de uno o dos dispersadores, o 17.260 litros de agua en un cubo colgante VSU-15, o 2 envases EP-8000. El primero fue entregado a la brigada de fuego de Moscú el 19 de agosto de 1999.
  • Mi-26TS: Mi-26T fabricado para la certificación del Mi-26TC a partir de 1996. Es la versión de exportación del modelo T.
  • Mi-26TZ: versión de tanquero. Lleva 14.000 litros adicionales de combustible en cuatro tanques internos y 1.000 litros de lubricantes. El helicóptero puede reabastecer a cuatro aeronaves a través de respectivas mangueras de 60 metros, o a diez vehículos en tierra usando mangueras de 20 metros. La capacidad de transferencia de combustible es de 300 litros por minuto en el primer caso y de entre 75 y 100 litros en el segundo caso. Todo el sistema de reabastecimiento puede ser fácilmente removido para misiones de transporte convencional.
  • Mi-26T2: versión para transporte y de pasajeros, mejorada y con aviónica más avanzada, desarrollada hacia 2015.
  • Mi-27: hay fuentes que dicen que se trató de una versión de comando que se diseñó pero nunca fue construida.

Se calcula que se han construido más de 300 Mi-26 desde su entrada en producción hasta 2015. Ha sido exportado a países ex-soviéticos como Kazakhstan, Ucrania o Bielorusia; sin embargo sus usuarios son cerca de 20 países (sin contar obviamente los que los han alquilado en algún momento para propósitos puntuales). Bielorusia tiene 15 (varios están en almacenamiento), la India ha comprado 10 (aunque otras fuentes solo apuntan a 4 ejemplares), Ucrania tiene casi 40 (algunos en almacenamiento), mientras que diversos ministerios rusos usan como mínimo unos 35. Grecia utiliza la versión T para combatir incendios; también lo utiliza Corea del Norte, Laos, Nepal y Argelia, entre otros. El Mi-26 también ha sido comprado por países latinoamericanos: en 2000 dos se vendieron a Perú y en 2005 Venezuela compró varios aparatos. La Fuerza Aérea de México opera al menos dos unidades propias. A esto hay que sumarle las variantes civiles, que sirven en empresas basadas en países como ItaliaChina y Rusia, por ejemplo.

Un Mi-26 operando para la ONU. Este tipo de aparatos son muy requeridos en casos de emergencia humanitaria debido a que en un solo viaje pueden traer enormes cantidades de suministros, o en su lugar, transportar vehículos que de otra manera requerirían el uso de grandes aviones de transporte y, por lo tanto, de pistas muy extensas.

El Mi-26 se mantiene en producción, aunque no se trata del mismo modelo producido en la década de 1970, sino que ha sido mejorado paulatinamente al diseñarse nuevas palas para los rotores, motores más potentes, y aviónica más evolucionada. El precio estimado de un Halo (en su variante Mi-26TS) hacia 2011 era de entre 20 y 25 millones de dólares.

Uso civil y militar

Gracias a que fue pensado como vehículo militar pero también con aplicaciones civiles, el Halo ha podido servir en casi todas partes del mundo, en diverso tipo de papeles, generalmente trayendo alivio a personas en zonas de desastre.

En este sentido, el uso más inmediato que le dio la URSS fue durante la catástrofe nuclear de Chernobyl de 1986, cuando se fundió el reactor nuclear de esta ciudad cerca de la frontera con Bielorusia. La función principal que se le dio fue la de ambulancia aérea y transporte de civiles: con el material radioactivo cayendo del cielo en una vasta área, era necesario evacuar lo más rápido posible a gran cantidad de personas, muchas de las cuales podían estar heridas o necesitar tratamientos contra la radiación.

Por si fuera poco, inmediatamente se acondicionó una versión especial, la S, que tenía como función principal la de apagar los incendios (el reactor estaba construido, contra el sentido común, con algunos materiales fáciles de encender) y bajar la temperatura del reactor, utilizando para ello unos tanques con una mezcla aislante, que mitigaba en parte los efectos de la radiación. Estos aparatos fueron configurados con una serie de filtros y sistemas para proteger todo lo posible a la tripulación (el Halo es uno de los pocos helicópteros que tiene la cabina presurizada).

Sin embargo, estas medidas no fueron suficientes, y muchos de los pilotos de Mi-26 y de otros aparatos murieron al poco tiempo por contaminación radioactiva, convirtiéndose en verdaderos héroes. Los aparatos usados en la catástrofe no pudieron volver a utilizarse por estar irradiados, y descansan ahora en una zona especial de almacenamiento dentro del área prohibida al público. Sin embargo, es sabido que personas entran ahí para robar sus partes, lo cual constituye un enorme peligro.

Por otra parte, el uso civil del Halo ha permitido que ciertas organizaciones internacionales, la ONU una de ellas, los haya alquilado numerosas veces a empresas privadas para llevar alivio a zonas de catástrofes como inundaciones, terremotos, tsunamis, etc. Como no requiere pistas de aterrizaje, puede llegar a los lugares más recónditos sin tener que depender de ningún tipo de instalaciones, ya que incluso lleva grúas internas para ayudar a descargar el material que no rueda por sí mismo.

El Mi-26 de Uralaviatrans recuperando al Chinook estadounidense en Afganistán.

Irónicamente, EEUU ha sido un usuario circunstancial del Mi-26. Durante la campaña contra las milicias talibanes de 2001-2002, un Halo fue alquilado a Uralaviatrans por los militares estadounidenses para que transportara en eslinga un MH-47 Chinook de las fuerzas especiales que había sido derribado. El modelo soviético hacía parecer pequeño al estadounidense, a pesar de que es el helicóptero más grande y potente que utiliza EEUU.

Por esa fecha tuvo lugar también una acción de combate del Halo que resultó en la primera pérdida de uno en misión militar. En agosto de 2002, separatistas chechenos derribaron uno de estos aparatos con un misil, matando a un total de 127 soldados rusos (el Halo cargaba 150 pasajeros). Como puede verse en la cifra, la catástrofe fue doble: el helicóptero no estaba preparado para llevar a tantas personas y era obvio que los responsables militares habían abusado de su diseño. Esto habla a las claras de las capacidad de sobrecarga del aparato, pero también del pobre liderazgo militar, que hacía volar a los aparatos sobrecargados, exponiéndolos a accidentes y acción enemiga más de la cuenta. Esto resultó en una condena contra el comandante responsable del helicóptero, además de la condena a cadena perpetua de los chechenos hallados culpables por el derribo.

El Mi-26 ha conseguido varios récords, entre ellos el lanzamiento de paracaidistas más grande de la historia, cuando se lanzaron 250 personas de uno de estos gigantes (propiedad de la empresa
Uralaviatrans). Otro de los récords más llamativos se dio el 3 de febrero de 1982, cuando un prototipo de pruebas se elevó con un peso total (helicóptero, carga y combustible) de 56.768 kilogramos a una altura de 2.000 metros.

Se agradece enormemente la colaboración de ARA-202 (foro Por Tierra, Mar y Aire) quien colaboró con varias fotografías y datos actualizados.

Especificaciones técnicas Mil Mi-26 Halo
Planta Motriz:dos turbinas Lotarev D-136 de 11.400 shp
Velocidadesmáxima 295 km/h; de crucero 255 km/h 
Techo de servicio4.600 metros; estacionario de 1.800 metros sin efecto suelo o 4.500 con efecto suelo
Alcance1.200 km con combustible auxiliar; 800 km con la reserva máxima de carburante; entre 475 y 800 km con carga máxima
Capacidad de combustibleinterna de entre 12.000 y 13.000 litros
Pesosnormal de despegue 49.500 kg; máximo de despegue 56.000 kg; vacío 28.200 kg; unos 20.000 kg de carga (dependiendo del combustible y la distancia a recorrer, si es interna o externa)
DimensionesDiámetro del rotor principal: 32 metros 
Largo: 33,8 metros (40 metros con los rotores girando) 
Largo fuselaje: 33,5 metros
Ancho: 8,2 metros
Altura: 8,1 metros
Diámetro del rotor de cola: 7,6 metros
Tamaño de la bahía de carga: 12 x 3,3 x 2,9 o 3,2 metros (la altura es variable)
Tripulacióndos pilotos, un navegante, un ingeniero de vuelo y un encargado de carga
EquipamientoGeneralmente no tiene armamento. Los rotores tienen sistemas eléctricos para evitar la formación de hielo. Supresores de firma infrarroja en los motores, al igual que jammers, señuelos y bengalas. Los tanques de combustible son autosellantes. La aviónica incluye un radar Doppler meteorológico, piloto automático y capacidad para operaciones en todos los climas, de día y de noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *