Avión de ataque a tierra Bristol Brigand

Proyectado para reemplazar al excelente Beaufighter, el Brigand llegó a servicio activo cuando la Segunda Guerra Mundial ya había terminado. Pero esto no supuso un problema para un avión tan bien adaptado a las labores para las que fue diseñado.

El Tipo 164, como se lo conocía dentro de la Bristol, tenía sus raíces en las especificaciones H.7/42 de 1942, que pedían una versión más rápida del Beaufighter para ataques antibuque de largo alcance, fuera con torpedos o con cohetes o cañones.

El diseño de la Bristol incorporaba las alas, cola y parte baja de otro avión de la empresa, el fallido Buckingham, al igual que sus motores radiales Centaurus, pero hacía uso de un nuevo fuselaje de sección oval. A diferencia de sus diseños anteriores, los tres tripulantes (piloto, navegador/bombardero y operador de radio/artillero de cola) estaban acomodados en una sola cabina, aparentemente sin demasiada comodidad.

Este aparato voló por primera vez en diciembre de 1944, cuando la guerra estaba ya decantada hacia una victoria aliada. Se suponía que reemplazaría al Beaufighter en su rol de torpedero, pero al igual que sus predecesores, terminó siendo utilizada para otras labores.

La versión más común fue la B.1, que resultó ser el primer avión construido para la RAF con una misión totalmente multipropósito, ya que no era una adaptación sino que se pretendía que fuera tanto antibuque como de ataque a tierra. Esto hacía que pudiera llevar o un torpedo bajo el fuselaje, más dos bombas de 220 kg, o una bomba de 900 kg o dos bombas de 450 kg; por otra parte tenía espacio para 16 lanzadores subalares de cohetes. Solo algunas unidades fueron utilizadas como torpederos dedicados.

Existieron también algunas variantes producidas en escaso número. Por ejemplo, el Brigand Met.3, de reconocimiento meteorológico, de la cual se construyeron 16 unidades. Otra variante importante fueron la T.4 y T.5, entrenadores que servían para instruir a los nuevos operadores de radar.

La mayor parte de los Brigand se configuró como aviones de ataque a tierra para climas cálidos, especialmente cuando la Segunda Guerra Mundial terminó y la RAF tuvo que hacer frente a otros tipos de conflictos. Los crecientes problemas en las colonias británicas durante la posguerra mostraron la necesidad de contar con aviones adaptados para la contrainsurgencia; en este cometido el Brigand supo aprovechar su potencia para cargar una amplia variedad de armas, su gran alcance y su relativamente baja velocidad, que lo hacía muy bueno para apuntar sus armas poco sofisticadas.

Así, se hizo conocido en Irak hacia 1949, pero se hizo realmente famoso durante sus cuatro años de servicio como bombardero ligero en Malasia, de 1950 a 1954, en campañas contra bandas terroristas en este país; así como en Kenia, donde combatió a la guerrilla antibritánica de los Mau Mau.

Se construyeron en total 143 unidades (más cuatro prototipos), sirviendo principalmente en Malasia y Kenya. El Brigand tuvo el honor de ser el último avión de ataque con motores de pistón que utilizó la RAF en cometidos de primera línea, siendo reemplazado por el Canberra.

Especificaciones técnicas
Brigand B. Mk 1
Peso vacío11.622 kg
Peso máximo al despegue17.706 kg
Motordos Bristol Centaurus radiales,
de 1842 kw cada uno
Superficie alar66,7 m2
Envergadura21,9 m
Largo14,15 m
Alto5,33 m
Velocidad máxima576 km/h
Techo7.930 m
Alcance4.506 km
Armamentocuatro cañones de 20 mm, más hasta 907 kg de bombas bajo el fuselaje o 16 cohetes bajo las alas, o un torpedo

Fuentes

Bristol Brigand en la Wikipedia (en inglés)

Bombarderos: guía completa ilustrada de la A a la Z (Francis Crosby) – Tikal Ediciones, Madrid (ISBN 978-84-9928-069-1).

Otras fuentes perdidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *