X-31

De un solo motor y una sola plaza, el X-31 posee alas en delta con los ya casi típicos canards delanteros que sirven a la vez como superficies de sustentación y de control. El uso de motores 3D le darían una agilidad y una maniobrabilidad extremadamente elevada, lo que lo haría capaz de superar a cualquier otro aparato en la pelea de perros.

El X-31, conocido también como EFM (Enhanced Fighter Maneuverability, Caza de Maniobrabilidad Mejorada), voló en el Centro de Investigación de Vuelo Dryden en Edwards desde febrero de 1992 hasta 1995. Anteriormente había sido manejado por la USAF en Palmdale. La DARPA había iniciado el proyecto con el propósito de testear los nuevos motores experimentales con TVC en 3D, que pueden orientarse no solamente hacia arriba y hacia abajo (2D) sino también hacia los lados.

El programa demostró la utilidad del uso del empuje vectorizado combinado con un avanzado control de vuelo para conseguir ángulos de ataque supercríticos. El EFM produjo gran cantidad de datos útiles para los diseñadores de aeronaves, que tienen ahora una mejor comprensión de los fenómenos aerodinámicos que ocurren en condiciones críticas de vuelo.

El X-31 rompió varios récords durante sus pruebas de vuelo. El 6 de noviembre de 1992 logró un vuelo controlado en un ángulo de ataque de 70 grados. El 29 de abril del año siguiente, el segundo X-31 ejecutó satisfactoriamente un giro de 180 grados de radio mínimo, volando mucho más allá de los límites de cualquier aeronave actual. El avión experimental fue testeado en maniobras tácticas contra otras aeronaves como el F/A-18, famoso por su agilidad y maniobrabilidad. En noviembre y diciembre de 1993 el X-31 logró una velocidad supersónica de Mach 1.28.

El programa X-31 fue conducido por una organización internacional manejada por la ex DARPA (hoy ARPA). Esta organización nucleaba a la US Navy, la USAF, Rockwell Aerospace, la República Federal de Alemania, MBB y Deutsche Aerospace (ahora parte de Daimler-Benz) y la NASA.

De los dos ejemplares construidos, uno se estrelló en 1995, debido a un mal mantenimiento de un tubo pitot, el cual le dio malas instrucciones a la computadora del avión. El piloto no pudo recuperar el control de la aeronave porque dicha computadora insistió en elevar verticalmente el avión. Afortunadamente el piloto tuvo mucho tiempo para eyectarse, mientras el piloto caía a tierra en paracaídas.

El otro ejemplar está ahora expuesto en un museo en Alemania.

Especificaciones técnicas X-31

Largo 13 m
Envergadura 7,15 m
Motor un turbofan General Electric F404-GE-400 con 16.000 libras de empuje

 

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
Enlaces útiles
X-29

 

Share |