Tanque Tortoise

Aunque muchas veces denominado tanque, este vehículo debe ser clasificado mejor como cañón autopropulsado, ya que su torre no tenía movilidad. Se trató de un diseño británico que nunca entró en producción. Su tarea: hacer frente a las fortificaciones alemanas de finales de la guerra, como otros diseños similares estadounidenses. Otra tarea era ser un buen contrincante para los tanques y cazatanques pesados alemanes, por lo que debía ser capaz de soportar mucho castigo.

Su diseño comenzó en 1944, aunque aparentemente se enmarca dentro de una serie de diseños de tanques pesados. Estos proyectos fueron creciendo en peso y tamaño, pero fueron dejados de lado cuando el tanque Churchill entró en servicio. El Tortoise siguió su diseño enmarcado dentro de la idea de crear tanques para fines específicos, como los que los ingleses diseñaron para sus desembarcos en Normandía (limpiadores de minas, lanzapuentes, etc.). Entonces el diseño se cambió para hacer frente a las defensas alemanas de la época, que eran cada vez más fuertes; entre ellas la conocida Línea Sigfrido.

El cañón fue una adaptación del modelo británico de 3,75 pulgadas, utilizado como cañón antiaéreo. Como es costumbre en los cañones de este origen, la munición viaja separada, el proyectil por un lado y la carga por el otro, lo cual hacía falta una pareja de cargadores para facilitar el trabajo. El último diseño tenía ya un cañón de 32 libras (los ingleses clasificaban a sus cañones por el peso del proyectil, que aquí corresponde a unos 14,5 kilogramos). Estos proyectiles perforantes lograron éxito frente al Panther en ensayos, a unos 1.000 metros.

El cañón estaba fijo en la torre, montado sobre una arreglo de bola. A su izquierda había una ametralladora Besa en otra montura de bola. Una o dos ametralladoras más estaban montadas en una torre sobre el casco, a la derecha.

El casco estaba internamente dividido en tres compartimientos: la transmisión al frente, la tripulación en el centro y el motor en la parte trasera.

Aunque el Tortoise fue enviado a Alemania (posiblemente un prototipo temprano, antes de que terminara la guerra), nunca entró en acción. De hecho los primeros 6 vehículos de prueba no fueron entregados sino hasta 1947. Su enorme peso fue, aparentemente, una de las razones que impidieron su producción y uso en combate. Actualmente se puede ver uno de esos 6 modelos de pruebas en el Museo de Tanques de Bovington, en el Reino Unido.

 

El Tortoise siendo remolcado en 1948 durante unas pruebas. En la foto original (ésta ha sido recortada para apreciar más detalles) se ven dos camiones remolcando al tanque, lo cual es un indicador de su gran peso.

Especificaciones técnicas tanque Tortoise

Tripulación 7 (comandante, conductor, artillero y dos cargadores para el arma de 3 pdr, además de dos artilleros encargados de las ametralladoras) Otras fuentes dicen que había solo un ametrallador, pero en cambio había dos conductores.
Peso 78 toneladas
Largo 10 metros
Ancho 3,9 metros
Altura 3 metros
Armamento un cañón de 32pdr (96 mm) y dos ametralladoras BESA de 7,92 mm (otras fuentes dicen que eran 3)
Blindaje entre 35 mm y 228 mm, según la zona
Motor un Rolls-Royce Meteor V12 diesel de 600 hp
Potencia/Peso 7,7 hp por tonelada
Alcance 72 km en carretera
Suspensión

barras de torsión

Velocidad en carretera 19 km/h

 

 

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
Supertanques de la Segunda Guerra Mundial