Tanques pesados japoneses de la Segunda Guerra Mundial

Por lo general es difícil encontrar información sobre tanques japoneses, y más sobre los proyectos y prototipos que no entraron en producción. Por eso se agradece a Patricio Delfosse quien me ha permitido citar parte de su trabajo sobre tanques japoneses.

Estos vehículos eran por lo general del tipo ligero o como mucho medios, comparados con sus homólogos occidentales. Muy similares al francés FT-17 del cual derivan (Japón los compró a Francia en 1922 y luego capturó todas las unidades chinas y manchúes que pudo en 1931), estaban pensados de esta manera.

Con la guerra ya en curso, enfrentados al Sherman, que para ellos resultaba ser muy difícil de superar, se comenzaron a diseñar carros más pesados, equivalentes a su contrincante. Entre ellos estaba el Tipo 4 Chi-To, que fue el más pesado de los tanques japoneses realmente construidos, estando dentro de la categoría de las 30 toneladas. Tenía un cañón de 75 mm con una gran velocidad de salida, de manera que podían enfrentar a un Sherman a un kilómetro y tener buenas chances de perforarlo. Esto, sumado al blindaje de 75 mm y dos ametralladoras, lo hacían un buen tanque para enfrentar a los estadounidenses, pudiendo alcanzar los 45 km/h. Comparable entonces a sus homólogos occidentales, resultó imposible de producir para la época: Japón privilegiaba la fabricación de aviones y eso consumía los muy escasos recursos, además de que las fábricas eran constantemente bombardeadas y los bloqueos navales se hacían cada vez más fuertes.

Solamente se construyeron 6 prototipos, de los cuales solo sobrevive uno, aparentemente hundido en el lago Inohana de Shizuoka.

Más allá, se diseñaron dos proyectos que nunca llegaron a materializarse. El primero era del tipo de tanque medio, el Tipo 5 Chi-Ri. Más pesado que el Tipo 4, pesaba unas 37 toneladas sin el cañón, y se pensó equiparlo con el mismo cañón de 75 mm o una adaptación de un cañón antiaéreo de 88 mm. Se había previsto que tuviera también un cañón adicional de 37 mm en el frente, un solución que para ese entonces los occidentales habían descartado por sus diversas limitaciones. Tenía un blindaje de 75 mm y parece ser que solamente se construyó un prototipo, tal vez impulsado por un motor de aviación de unos 550 HP (se dice que un Kawasaki Ha-9 de 12 cilindros en V).

El otro proyecto que nunca vio la producción fue el único ejemplo de tanque superpesado japonés, que llama la atención por el contraste entre sus parientes menores. Muy poco se sabe de este aparato, ya que hay solamente indicios puntuales. Se lo denomina Tipo O-I; de él no se tienen fotos ni dibujos, pero sí eslabones de orugas y ruedas de rodadura que indican que se trataba de un tanque que pesaba entre 100 y 120 toneladas. Según dicen los que estuvieron involucrados en el proyecto, el único ejemplar construido fue desmontado y enviado a Manchuria, donde se pierde el rastro de su existencia. Aparentemente estaba armado con un cañón de 105 mm en la torre principal y otro de 37 mm en una torre secundaria, existiendo una tercera torreta para una ametralladora.

Se agradece nuevamente a Patricio Delfosse el permiso para utilizar como fuente su artículo: http://www.de1939a1945.bravepages.com/armas/013senshagun3.htm.

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto
Supertanques de la Segunda Guerra Mundial