Ekranoplanos

Hacia fines de los '60s, los pescadores y marineros del Mar Caspio, al sur de la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, contemplaban numerosas veces, asombrados, un extraño vehículo que tan pronto surcaba las olas como sobrevolaba la costa. De enorme tamaño, parecía una extraña mezcla de avión y barco. Y no sólo eso: algunas personas afirmaron haberlo visto reposando en la playa, con su fuselaje abierto de par en par.

La criatura muy pronto fue conocida como "el monstruo del Caspio". Lo que los pescadores no sabían, aunque seguramente sospechaban, era que el monstruo era un vehículo revolucionario, que combinaba las mejores cualidades de los hovercrafts y los aviones. Ideado y proyectado por el ingeniero Rastolav Alexeyev, director de la Oficina Central de Diseño (CKB) de Embarcaciones e Hidroalas Alexeyev.
El Orlyonok navegando sobre el agua. Puede verse que la entrada de aire de los motores está sobre la nariz; el aire que sale ayuda a crear sustentación al proporcionarle mayor volumen de aire a las alas. No es casualidad que los motores de los ekranoplanos estén tan adelante; lo requiere el diseño para crear el efecto suelo.

La génesis del aparato había comenzado en 1966, cuando esta oficina había comenzado la construcción de este aparato del tipo ekranoplano (o avión de superficie), que combinaba el casco de un barco con dos alas embrionarias y una cola tradicional de avión con un solo empenaje vertical. El monstruo debía ese nombre no solamente a su diseño extraño sino también a su tamaño: poseía 10 motores, ocho montados en cuatro parejas justo detrás de la cabina y dos en la cola. Con 92 metros de eslora, 36 de envergadura, 22 de altura y un peso totalmente cargado de 540 toneladas, podía volar a unos 500 km/h llevando 900 pasajeros, a una altura de 4 metros.

Demasiado grande como para pasar desapercibido a los satélites espías de EEUU en plena Guerra Fría, en 1971 ya era conocido por la CIA, que desde entonces siguió sus progresos con preocupación. La decisión no era exagerada. ¿Que podría hacer semejante monstruo tan aparatoso?

El Monstruo del Mar Caspio era, aparentemente, un diseño destinado a probar que las teorías sobre la idea detrás del efecto ala sobre el suelo (conocido en inglés como WIG por sus siglas en este idioma). Esto es, aprovechar el efecto suelo.

El efecto suelo consiste en la creación, mediante motores especialmente diseñados, de un "colchón de aire" sobre el cual "flota" el vehículo en cuestión. De ahí en más, la propulsión es considerablemente más barata. Los hovercrafts utilizan este concepto, y las fuerzas de defensa de muchos países se han percatado de sus posibilidades como vehículos de desembarco seguro. Por ejemplo, fueron utilizados con mucho éxito durante la Guerra del Golfo de 1991. El problema es que aunque pueden hacerse muy grandes, tienen un límite práctico en cuando a la capacidad de carga. Es posible que los técnicos soviéticos de la época hayan pensado en que los ekranoplanos llenaran este vacío, actuando como vehículos de desembarco "pesado", con gran velocidad, alcance y armamento, y sin necesitar salir de dentro de un buque especializado.

El Monstruo fue, entonces, solamente el primero en una lista de diseño que vinieron más adelante.

Uno de ellos fue el proyecto 904/902R (código de la OTAN Orlan). Desarollado por Alexeyev en los años 70s, su nombre en ruso era Orlyonok (que significa "águila pequeña"). Era, justamente, un aparato más pequeño que el Monstruo, destinado al transporte de tropas. El Orlyonok fue el segundo de los ekranoplanos y podía llevar incluso tanques en su bodega, los que se desembarcaban por su nariz plegable. El aparato era capaz de transportar fácilmente 20 toneladas de todo tipo de carga a una velocidad de crucero de 350 km/h, con un alcance de 1.500 km.

La primera unidad del Orlyonok comenzó a testearse en 1973, entrando en servicio activo el último año de esa década.

Poco tiempo después la entonces poderosa Armada Roja contaba con los servicios del Lun (en ruso, paloma), que podía transportar centenares de infantes u dos carros de combate a 500 km/h y a más de 2.000 km de distancia. Pesaba 400 toneladas y fue construido en 1987, siendo comisionado en 1990 para servir a la Marina.

Paralelamente en 1989 se dio de alta en la marina soviética la versión lanzamisiles del Lun, con seis grandes misiles crucero antibuque de largo alcance, carenados directamente en la parte superio del fuselaje. Estos misiles eran del tipo 3M80 o 80M "Moskit" (código de la OTAN SS-N-22 Sunburn), con un alcance particularmente grande de 80 millas náuticas y una velocidad de mach 2,5. La idea era crear un aparato que pudiera realizar ataques preventivos contra flotas enemigas a grandes distancias.
El Lun, con y sin lanzadores de misiles.

Todo esto hace comprensible la procupación de la CIA y otros organismos de defensa. Los ekranoplanos soviéticos eran vehículos ideales para desembarcos anfibios de tropas y armamento. Como si fuera poco, al estar basados en el efecto suelo (que también utilizan los hovercrafts), los ekranoplanos pueden tomar superficie en cualquier parte del mar o incluso en la tierra. Por esto consume mucho menos que un avión del mismo tamaño que vuele a igual velocidad y sobre todo, no necesita aeropuertos, puertos ni instalaciones fijas para descargar o cargar: en el Orlyonok los vehículos salen por sus propios medios porque están a pocos metros de la superficie.

Aunque aparentemente exitosos, estos aparatos parecen esconder algunos problemas potencialmente graves, que tal vez incidieron negativamente en su escasa producción. Uno de los más importantes es que presentan problemas de estabilidad y control; además es evidente que se requiere una gran cantidad de potencia para despegarlos del agua, lo que justifica la gran cantidad de motores de las unidades más pesadas.

En vuelo bajo, los radares enemigos difícilmente puedan localizar a un ekranoplano como el Lun, a pesar de su tamaño, o al menos no hubieran podido hacerlo en la época de su desarrollo. Se opina que combinando el radar con otros sensores, eso hubiera sido posible; sin embargo, esta ventaja de los ekranoplanos quedaba neutralizada por su escasa capacidad de maniobra. El Lun era lento para acelerar, y requería de grandes espacios para girar y dar la vuelta. En ciertos ambientes costeros, hubiera sido un buen blanco, aunque obviamente, con el alcance de sus misiles, no hubiera sido necesario hacer esto.

Curiosamente, estos aparatos salieron a la luz justo en el momento en que la URSS se disolvía, lo que paralizó totalmente su desarrollo, que tal vez podría haber solucionado algunos de estos problemas.

El presente de los ekranoplanos

Con la crisis económica que reina en Rusia, los ingenieros encargados del proyecto publicitan los méritos civiles de los ekranoplanos como medio de transporte, e incluso hay versiones turísticas de ekranoplanos como el Strizh, un pequeño biplaza. Además, proponen versiones de salvamento y vigilancia costera.

El fin de todos los proyectos e ideas fue llegando de a poco. En principio se proyectó la construcción de treinta unidades del Orlyonok, pero solamente se construyeron tres: el S-21 en 1979, el S-25 en 1981 y el S-26 en 1983. Todos pasaron a servir en el 7º Grupo Independiente de la Flota del Mar Negro, con base en el Mar Caspio. Sin embargo, en agosto de 1992 el S-21 sufrió un accidente (aparentemente por problemas de pilotaje) y solamente los otros dos quedaron en serviciohasta octubre de 1993. Una unidad aparentemente todavía está almacenada en la base aeronaval de Kaspiik.

Esto selló la suerte de los ekranoplanos: en los primeros meses de 2001 el Alto Mando de la Marina de Rusia decidió dar de baja los dos únicos tipos de ekranoplanos del mundo, dos Orlyonoks y un Lun.

En 1989, el submarino nuclear "Komsomolets" sufrió un grande accidente que costó la vida de 42 marineros. Esto llevó a que se cambiara el diseño del segundo Lun, que estaba en proceso de construcción, para crear un aparato de búsqueda y rescate en alta mar. Se lo llamó Spasatel y tenía solamente 6 motores en lugar de 8. Estuvo en construcción en Nizhnyi Novgorod por diez años, en el mismo lugar donde se había ensamblado el modelo anterior. Estaba terminado en un 95% y se necesitaban menos de 2 millones de dólares para terminarlo. Supuestamente algo del dinero debía ser entregado por el gobierno hacia el año 2000, pero todavía no se ha recibido. Es más que posible que, teniendo en cuenta la baja de los otros ekranoplanos, se decida cortar el presupuesto también en este caso y se olvide todo el proyecto, lo que dejaría a Rusia sin un excelente y único transporte de ataque.

Especificaciones técnicas

Proyecto 903 Lun (Ekranoplane lanzador de misiles)

Proyecto 904/902R clase Orlan (Orlyonok, vehículo de transporte)

Peso al despegue 400 toneladas
140 toneladas
Largo 73,8 metros 58,1 metros
Envergadura 44 metros 31,5 metros
Alto 19,2 metros -
Velocidad crucero 450 a 550 km/h; en desplazamiento de 20 a 100 km/h 200 nudos
Alcance 3.000 km; en desplazamiento 400 km, pudiendo estar en el mar durante 5 días.  
Altitud altitud de crucero 1 a 5 metros; de vuelo en búsqueda 500 metros. La altitud máxima de vuelo era de 7.500 metros, pudiendo sortear olas de hasta 3,5 metros tanto en el despegue como en el aterrizaje. -
Planta motriz ocho turbofans NK-87 de 13
tons toneladas de empuje cada uno
dos turborreactores más un motor de turbohélice
Tripulación 9 más 19 rescatistas en la versión de salvamento -
Carga en la versión de rescate podía llevar entre 150 y 200 personas más de 200 marines o unas 20 toneladas de equipo
Armamento la versión inicial podía llevar 6 misiles antibuque Moskit en una configuración de 2 en cada uno de 3 carenados sobre el fuselaje. -

 

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto