Proyecto Credible Chase

En mayo de 1971, la División de Sistemas Aeronáuticos de la base aérea de Wright-Patterson, una de las cunas del cañonero, comenzó un programa llamado Credible Chase. A través de él se trataba crear un sistema de armas muy particular: un minicañonero basado en un avión utilitario ligero de aterrizaje y despegue corto. Su destino sería darle movilidad y poder de fuego a la Fuerza Aérea de Vietnam del Sur en un tiempo relativamente breve.

Ambos proyectos estaban basados en aviones utilitarios de transporte, baratos y rápidamente disponibles, básicamente avionetas monomotores de ala alta: el Fairchild Porter y el Helio Stallion. En la base Eglin de Florida se comenzaron las pruebas, utilizando aviones cedidos por las empresas.

Ambos poseían un cañón tritubo de 20 mm XM197 (que disparaba desde una puerta trasera), y llevar cohetes en sus cuatro soportes subalares (además de otro tipo de munición). Su poca capacidad de carga y poco espacio, además de escasa potencia, no permitían crear un arma muy devastadora, pero la idea era que al menos pudieran dar fuego de apoyo localizado. No tenían espacio para sensores ni mucho menos para bengalas de gran potencia, de manera que eran un arma diurna, a menos que fueran utilizados en combinación con otras aeronaves. Teniendo en cuenta que los AC-47 estaban envejeciendo y que ciertas naciones no podían perder capacidad de transporte adaptando o comprando cargueros, ni gastar mucho dinero en sensores, eran una opción intermedia para tener en cuenta.

La idea era que estos aparatos fueran empleados por Vietnam del Sur; sin embargo sus limitaciones, particularmente su vulnerabilidad a la artillería antiaérea desaconsejaron su uso en una zona de combate tan caliente, prefiriéndose misiones menos peligrosas como la contrainsurgencia y la protección de fronteras.

El AU-23A.

El Fairchild U-23 Porter, redesignado AU-23A Peacemaker, fue armado con un cañón tipo gatling XM-197 de 20 mm, que disparaba de costado desde la parte trasera. Este cañón era básicamente una versión ligera, de 3 tubos, simplicada del M61 «Vulcan» de 6 tubos que utilizaba el mismo calibre (y que estaba presente en otros cañoneros). Además, se agregaron cuatro pilones subalares con una capacidad máxima de carga de 1.400 libras, que podían llevar una gran variedad de dispositivos, incluyendo cañones extras, bombas de 250 y 500 libras, bombas de napalm, bombas de racimo, bengalas, cohetes, granadas de humo e incluso dispensadores de panfletos y una estación adicional en el centro del fuselaje para llevar munición externa (con una capacidad máxima de 525 libras). A pesar de esto, en las misiones de evaluación de combate se impuso una limitación de 1.400 libras de armamento.

Dicha evaluación de combate se realizó entre junio y julio de 1971; durante la misma el Porter fue probado en ocho misiones diferentes: escolta armada de helicópteros, apoyo aéreo cercano, defensa de puestos aislados, transporte de suministros de aterrizaje y despegue corto, reconocimiento armado, vigilancia de fronteras, controlador aéreo avanzado, y contrainfiltración. Para todo esto se volaron 73 misiones por parte de la USAF y 68 por parte de tripulaciones survietnamitas.

e utilizó todo tipo de armamento: cohetes de 2,75 pulgadas (tanto explosivos como de humo), bombas de racimo CBU-14, bengalas, y bombas de práctica MK81, 82 y 106. El XM-197 disparó más de 8.000 proyectiles, tanto incendiarios como explosivos y trazadores de práctica. Además se probaron tanto el cañón de 20 mm como una Minigun de 7,62 mm XM-93, una XM-59 de calibre 12,7 mm y un cañón fijo de 20 mm XMU-470.

Las pruebas llevaron a la conclusión de que, si bien el aparato podía hacer su trabajo, era demasiado vulnerable al fuego antiaéreo (exceptuando a veces los calibres inferiores al 12,7 mm). El problema era que, si bien estos podían no dañar seriamente al aparato, sí podían transpasarlo y dañar a su tripulación o a otros sistemas importantes. Sin embargo, la USAF continuó desarrollando el concepto, ordenando 15 AU-23A para terminar las pruebas.

Se creó entonces el 4400º SOS, una unidad provisional destinada a concluir el programa de evaluación del Credible Chase. El primer aparato le fue entregado al escuadrón el 2 de enero de 1972, al cual le siguieron dos unidades más a fin de mes. Esto habla a las claras de lo que buscaba el programa: un avión barato y rápido de construir que pudiera operar en grandes cantidades en situaciones adversas, y que no requiriera el mantenimiento ni el cuidado de aparatos más costosos como el AC-130. Hasta el 4 de febrero las pruebas continuaron, pero se detectaron problemas de grietas en los ensamblajes de los timones, de manera que las tres aeronaves se quedaron en tierra por motivos de seguridad. Fueron devueltas a Fairchild para ser reparados y hacia finales de abril de 1972 se comenzaron a entregar unidades nuevas. Sin embargo, el 10 de mayo siguiente una unidad se entrelló debido a una falla del motor durante el vuelo. Afortunadamente el piloto salió ileso, pero todos los AU-23A fueron dejados en tierra hasta el 22 de mayo, días en los cuales se investigó la causa del accidente. Para el 7 de junio se entregó la última unidad, terminándose el período de prueba el 28 del mismo mes.

El 4400 SOS recomendó que la aeronave no fuera utilizada en combate, a menos que se realizara sobre ella una mejora sustancial de sus capacidades. Los principales problemas detectados fueron la baja velocidad de combate, poca altitud máxima, la escasa posibilidad de escapar rápidamente luego de realizar un ataque, y una completa falta de blindaje que la dejaba expuesta, al igual que a la tripulación, a serios daños por causa del fuego antiaéreo. El 30 de junio de 1972 el escuadrón llevó volando las unidades a la base de Davis-Monthan, donde se las almacenó. Finalmente, todos los AU-23A fueron enviados a Tailandia como parte de un programa de asistencia militar, para que esta nación las usara en misiones de contrainfiltración y vigilancia de fronteras. En este país, operaron junto con algunos AC-47 y otros aviones en cinco escuadrones equipados para dicho cometido.

Impulsado por un motor de 650 hp, el AU-23A podía alcanzar una velocidad máxima de 148 nudos, a una altitud máxima de 5.000 pies. Su alcance era de 420 millas náuticas, teniendo un radio de acción de entre 162 y 201 millas náuticas (dependiendo de la misión y por lo tanto del armamento a bordo), pudiendo permanecer en el aire durante poco menos de 5 horas. Su tripulación constaba de 3 personas: piloto, copiloto y artillero. Se podía reconfigurar al aparato como transporte liviano, en cuyo caso podía ser usado para llevar hasta 6 pasajeros o 5 soldados y un herido en camilla, o hasta tres heridos y un médico.

El AU-24A.

El AU-24A Stallion, fabricado por la compañía Helio, fue el segundo avión en ser evaluado para su uso potencial en el sudeste asiático como un minicañonero. El Stallion estaba equiopado con cuatro pilones subalares y un pilón en el centro del fuselaje para llevar bombas, cohetes, bengalas para marcar blancos y bengalas con paracaídas, con una capacidad máxima de carga de 1.925 libras. En la parte trasera del compartimiento se montó el mismo cañón XM-197 de 20 mm que llevaba el AU-23A. El piloto tenía control sobre el armamento gracias a un panel de control localizado en la cabina, sobre el panel de instrumentos.

Entre junio y julio de 1971 se llevó a cabo la evaluación de combate, llamado proyecto PAVE COIN, para comparar al Fairchild AU-23A y al AU-24A. Ninguno dio buenos resultados: por el contrario, ambos fueron calificados como poco adecuados para operaciones en combate real. Los principales problemas eran los mismos que los de su contrincante: escasa velocidad de ataque, la poca altura de operaciones (menos de 2.000 metros), lo cual resultaba en pobres capacidades de escape luego de un ataque, y una gran vulnerabilidad a todo tipo de armas antiaéreas. Se recomendó que la aeronave fuera testeada más profundamente antes de permitirse su mejora para entrar en combate.

En enero de 1972 se comenzó la segunda fase del programa de pruebas para el AU-24A, en la base Eglin de Florida. La primera aeronave en ser utilizada para estos fines fue una unidad cedida por Helio, que mantuvo su configuración civil. Un mes más tarde se canceló la fase de evaluación de combate, pero la evaluación inicial se mantuvo dentro del calendario. El 4 de marzo de siguiente se entregó el primer AU-24A completamente configurado para el combate; el 17 de ese mismo mes se comenzaron las pruebas operaciones que se demoraron debido a inconvenientes con las empresas contratistas. Esa misma revisión hizo que el 10 de abril se impusieran restricciones al uso del AU-24A, particularmente la limitación de la velocidad máxima, ángulos de picada y subida, y el testeo en vuelo de todos los instrumentos, de noche y en todos los ambientes. El 22 de ese mes se recomenzó la evaluación, que volvió a ser problemática, detectándose inestabilidad durante el vuelo. Con los problemas resueltos al mes siguiente se terminaron las pruebas el 22 de mayo.

Sin embargo, nuevamente se demostró que el avión no era lo que se buscaba (al menos no para su uso en Vietnam). El 28 de junio los AU-24A fueron llevados en vuelo hasta la base de Davis-Monthan en Arizona, para ser almacenados allí. Al igual que con el AU-23A, se construyeron 15 unidades en total (entregadas entre el 4 de marzo y el 15 de junio de 1972), la primera siendo cedida por la empresa y utilizada como prototipo, y el resto ensambladas directamente con este propósito. El programa Credible Chase fue cancelado y ninguna unidad fue entregada a Vietnam del Sur; sin embargo, 14 unidades sí fueron entregadas a Camboya bajo un programa de ventas de equipo militar, para ayudar a la vigilancia de las fronteras y su uso contra infiltraciones de guerrilla, operaciones en las cuales la amenaza de fuego antiaéreo es relativamente escasa. Estas unidades fueron utilizadas contra sus insurgentes comunistas del Khmer Rojo.

El AU-24A poseía una tripulación de tres personas, comprendiendo piloto, copiloto y artillero. Su motor de 680 hp le permitía alcanzar unos 190 nudos de velocidad máxima, aunque al igual que el AU-23A, la velocidad de crucero rondaba los 140 nudos. Su alcance es igualmente similar, de 386 millas náuticas.

 

 


Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto