Aurora

Los rumores sobre nuevos aviones espías han estado rondando durante muchos años. Muchos se han centrado sobre la figura del Aurora. Este avión experimental, del cual nunca se ha sabido nada sobre seguro, es tal vez una de las leyendas más antiguas y respetadas en este campo. Se tejieron innumerables cantidades de hipótesis acerca de sus capacidades. La siguiente es una recopilación de algunas las mas creíbles, pero no quiere decir que sean reales.

El asunto del Aurora salió de la oscuridad por primera vez en un pedido de presupuesto de 1985. Fue sin duda una manera bastante tonta de aparecer, ya que estos asuntos se cubren de muchos tipos de secretos y siempre han maneras de disfrazar partidas de dinero de manera que no sean rastreables. Pero tal vez la tremenda cantidad necesaria para su desarrollo hizo la diferencia.

El texto tal vez está pensado para confundir, deliberadamente, ya que llama alternativamente Aurora y Citizen Junior a experimentos que parecen ser el mismo. Pero el asunto podría ser mucho mas antiguo. Hay indicios de que ya en 1981 la USAF especulaba con la idea de un avión que sumara las ventajas de un misil y un satélite y no sus desventajas. Es probable que el Aurora haya volado por primera vez en 1986, aunque ningún documento oficial lo constate.

El Aurora comenzó a ser por esa época un asunto importante para cualquier interesado en develar secretos militares. Se empezó a pensar en sus características, no sobre hechos, sino sobre suposiciones y razonamientos lógicos. Debería ser muy rápido, tener gran autonomía y sobre todo, ser lo más indetectable posible. El pedido de presupuesto de 1985 asignaba la enorme cantidad de 1.200 millones de dólares a la compañía Lockheed, famosa por sus diseños secretos, y que en ese momento se sospechaba que era esa empresa la constructora del mítico "caza invisible" F-117 (que, recordemos, se hizo público en 1988).

Fue así que comenzó una nueva confusión. Se pensó que el Aurora era un caza, y que sería denominado F-19, para seguir con la numeración consecutiva utilizada desde hacía tiempo. Además, al comenzar el programa ATF convocado por la USAF, todo lo anterior parecía creíble.

Sin embargo, todos los organismos encargados comenzaron a negar la existencia del Aurora, y lo han seguido haciendo haciendo desde esa época. Pero testimonios de diversas personas (algunos más creíbles que otros) alientan la continuación de las suposiciones.

Uno de los detalles esgrimidos por los que no creían en el Aurora era la existencia de los aviones espías SR-71. Se había invertido mucho dinero en ellos y no había constancia de que estuvieran funcionando mal. Sin embargo, no eran un secreto: se conocían muchos datos sobre ellos , a pesar de que los mas relevantes seguían siendo clasificados. Incluso hasta aparecían en algunas películas. ¿Como podían gastar más dinero en un nuevo sistema de espionaje aéreo si, con todos los inconvenientes, el otro era casi perfecto?

Este argumento se cayó cuando, en 1990, la USAF retiró a sus aviones espías SR-71. Peor aún, hizo que el argumento en contra pasara a ser uno a favor. Los representantes de la USAF dijeron que habían tomado la decisión al pretender ahorrar de 200 a 300 millones de dólares anuales y que la función de los "Mirlos" había pasado a ser realizada por satélites.

El razonamiento era lógico: la URSS estaba en proceso de descomposición, no había grandes conflictos... Pero no todo era tan sencillo. Los SR-71 nunca habían intentado reemplazar a los satélites espías, sino por el contrario pretendían complementarlos y superarlos. Los satélites son caros de lanzar y mantener en órbita, tienen órbitas predecibles y deben tener instrumentos terriblemente sensibles para poder atravesar las perturbaciones atmosféricas.

Por otra parte, ¿cuando los militares estadounidenses habian querido por cuenta propia descontarse su propio presupuesto? La tendencia general era que lo aumentaran, respaldados por sus gobiernos, durante toda la Guerra Fría. Por otra parte, el ahorro era mínimo. El dinero ahorrado era menos del 7% de los casi 4.000 millones de dólares que la institución gastaba en ese entoces, por año, en satélites. El Pentágono incluso despreció esto cuando los parlamentarios quisieron votarlo de nuevo. Puesto en material, apenas representaría una escuadrilla pequeña de aviones cazas o un par de bombarderos convencionales.

Por un lado estaba este argumento, y por el otro la sospecha de que las investigaciones iniciadas durante la Guerra Fría continuaban. Para 1993, los fondos ocultos para investigación, desarrollo y producción de equipos secretos rondaban los 16 mil millones de dólares en un presupuesto de unos 254 mil millones de dólares. Si se incluían los costos de funcionamiento, el estimado anual total de los dineros reservados ascendía a 35 mi millones. Las cuentas cierran: muchos sostenían que cada Aurora consistía en una inversion de mil millones. Según sus estimaciones, para esa época había unas 20 máquinas volando o en construcción.

La evidencia se seguía acumulando. Desde mediados de 1991 ciertos estampidos sonoros no explicados venían sucediendo al sur de California, en donde se encuentra la base del lago Groom. Los funcionarios del US Geological Survey, que registra los terremotos, molestaron sin duda a los militares con sus declaraciones. "Un avión muy rápido y que vuela a gran altura está provocando verdaderos aeromotos", dijeron. ¿Cómo podía existir un avión que, volando tan alto, agitara la misma tierra? Solo podia suceder si era, como se decía, un hipersónico.

 

Las suposiciones

Todo lo anterior eran solamente rumores y conclusiones acerca de hechos curiosos. Pero, ¿cómo podía ser este avión tan caro, ruidoso y rápido, para poder cumplir su misión y además permanecer rodeado de un relativo secreto?

Siendo hipersónico, su posibilidad de ser derribado es menor que la de un misil balístico. Un aparato de este tipo requiere maniobras muy complejas. Pero su velocidad es tal que en apenas una décima de segundo una variación de medio grado en el curso previsto lo ubicaría a kilómetros de distancia del punto de intercepción de un misil. Es el mismo principio ensayado en el SR-71: volar muy alto y muy rápido.

Hasta aquí la ventaja. Pero los problemas a vencer serían muchos y muy grandes. Volar a Mach 5 exige que el avion sea lo más aerodinámico posible. Apenas hay espacio para una cabina. Ni soñar con que pueda ser del tipo burbuja, como es en los cazas, por ejemplo. Los tripulantes deberían adaptarse a tener muy poca visibilidad en la cabina a causa del parabrisas muy inclinado para evitar la fricción. La temperatura no debería bajar nunca de los 500 grados, de manera que sería lógico pensar que para aterrizajes y despegues se usa una cabina convencional, pero para volar se usa un parabrisas retráctil como escudo de calor. Se volaría a ciegas, ya que lo importante estaria en los instrumentos.

Esto nos lleva a hablar de la aviónica, que sin duda debería ser muy avanzada para controlar semejante avión, como todos los de su tipo. La tripulación está solamente para resolver los problemas imprevistos y hacer las tareas más inteligentes, que requieran de pensamiento lógico. Además del piloto, el segundo al mando controlaría los sensores de reconocimiento, entre ellos, el mayor: el SAR, o radar de apertura sintética (Sinthetic Aperture Radar). Se trata de un instrumento de visión lateral que toma series de instantáneas sobre el blanco durante el vuelo y las reúne en una sola imagen de una gran agudeza.

Como el Aurora, los datos del SAR son secretos, pero se han filtrado detalles. En teoría, podría distinguir fácilmente diferentes tipos de vehículos desde 160 km de distancia, independientemente de las nubes o del humo. Se trataria sin duda de otro enorme avance en sistemas de reconocimiento, seguramente derivado de las investigaciones satelitales.

En tiempo despejado, el Aurora usaría cámaras de día u de rayos infrarrojos. Una antena ordenadora de fases, instalada en la superficie más fría del aparato, cerca de la cola, permitiría que se transmitieran los datos a la red de satélites del Pentágono.

 

<< página 1
página 2 >>

 

 


Volver a Arsenal Secreto
Cuartel General | Ejércitos del aire | Ejércitos del mar | Ejércitos de tierra | Haciendo contacto

<< página 1
página 2 >>